Los clubes necesitaban una ayuda y el gobierno no miró para otro lado

Por Maximiliano Abad

La decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de otorgar el beneficio de la tarifa social de luz para los clubes de barrio de la Provincia de Buenos Aires es destacable: unas 7000 instituciones podrán obtener un descuento del 30% del monto facturado.

Es público mi compromiso con los clubes de nuestro partido, los recorro todas las semanas, hace años que hablo con sus presidentes, con sus profes, con muchos vecinos para quienes el club es su segunda casa. Esta medida es vital para garantizar la continuidad del enorme trabajo que hacen todos los días, no sólo en lo deportivo, sino en lo social, cultural y en la contención afectiva de muchas personas.

La decisión de la gobernadora se basa en la enorme capacidad de escucha que tiene el gobierno y en no mirar para otro lado: los clubes necesitaban esta medida y se tomó con la convicción de que va a favorecer a muchas personas, no sólo a la institución, sino a los miles de niños, jóvenes y adultos que aman lo que hacen en los clubes de su barrio.

Lo he dicho en muchas oportunidades: así como desde el gobierno provincial se acompaña la labor de los clubes, desde el gobierno municipal tenemos que ayudarlos para que sean uno de los ejes por donde pase la energía vital de la ciudad. Los clubes enseñan valores, mantienen a los chicos fuera de la calle y lejos de sus tentaciones, profundizan el sentido de pertenencia a la ciudad, favorecen relaciones sanas. Por eso celebro el compromiso de la gobernadora con ellos, y ratifico el mío de seguir apoyando en todo lo que pueda a los clubes de Mar del Plata y de Batán.

Es abogado. Fue presidente del Centro de Estudiantes de esta Facultad de 2000 a 2002 como representante de Franja Morada. En 2003 fue elegido presidente de la Federación Universitaria Marplatense. (FUM). En 2004 resultó electo como titular de la Federación Universitaria Argentina (FUA). En 2007 accedió por primera vez a una banca en el Concejo Deliberante por la Unión Cívica Radical y fue reelegido en 2011.

Actualmente es diputado provincial (2015-2019) por el frente Cambiemos. 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Los clubes necesitaban una ayuda y el gobierno no miró para otro lado

La decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de otorgar el beneficio de la tarifa social de luz para los clubes de barrio de la Provincia de Buenos Aires es destacable: unas 7000 instituciones podrán obtener un descuento del 30% del monto facturado.

Es público mi compromiso con los clubes de nuestro partido, los recorro todas las semanas, hace años que hablo con sus presidentes, con sus profes, con muchos vecinos para quienes el club es su segunda casa. Esta medida es vital para garantizar la continuidad del enorme trabajo que hacen todos los días, no sólo en lo deportivo, sino en lo social, cultural y en la contención afectiva de muchas personas.

La decisión de la gobernadora se basa en la enorme capacidad de escucha que tiene el gobierno y en no mirar para otro lado: los clubes necesitaban esta medida y se tomó con la convicción de que va a favorecer a muchas personas, no sólo a la institución, sino a los miles de niños, jóvenes y adultos que aman lo que hacen en los clubes de su barrio.

Lo he dicho en muchas oportunidades: así como desde el gobierno provincial se acompaña la labor de los clubes, desde el gobierno municipal tenemos que ayudarlos para que sean uno de los ejes por donde pase la energía vital de la ciudad. Los clubes enseñan valores, mantienen a los chicos fuera de la calle y lejos de sus tentaciones, profundizan el sentido de pertenencia a la ciudad, favorecen relaciones sanas. Por eso celebro el compromiso de la gobernadora con ellos, y ratifico el mío de seguir apoyando en todo lo que pueda a los clubes de Mar del Plata y de Batán.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar