Iñaki pandolfo

10 de Junio de 2019 20:00

El “gamer” que no volvió, el amigo que le cuidaba el gato y la pelea en el pasillo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Antes de las denuncias contra Iñaki Pandolfo un damnificado fue a su departamento e intentó recuperar el dinero y la mercadería entregada.

Horas antes de que 0223 adelantara la existencia de varias denuncias contra un reconocido “gamer” local al que le entregaron dinero y equipos electrónicos con la promesa de inversión en bitcoins con una ganancia cercana al 25 por ciento, un hecho particular se registró en el departamento céntrico que ocupaba Iñaki Pandolfo que terminó con la aprehensión de dos personas.

El paso de las horas permite conocer mejor la dinámica de los hechos registrados en el quinto piso del edificio ubicado en la calle Mitre entre Moreno y Belgrano cuando uno de los damnificados ingresó al lugar para recuperar el dinero que había entregado y que le reclamaba a Pandolfo con quien había perdido contacto un par de días antes.

El sujeto se encontró en el departamento C con un amigo del ‘gamer’ y se generó una pelea que fue advertida por la encargada del edificio que llamó al 911 y terminó con la aprehensión de dos personas de 26 y 30 años, confió una fuente judicial a este medio.

“Un amigo estaba en el lugar para cuidar y darle de comer al gato de Pandolfo porque éste se había ido de viaje e intentó evitar que la otra persona robara algunos elementos del interior, lo que derivó en una batahola”, agregó.

Tal como se informó oportunamente los dos sujetos fueron aprehendidos por personal policial que realizó las actuaciones correspondientes en la sede de la comisaría primera. Desde la fiscalía de Flagrancia se ordenó la aprehensión de ambos y se realizaron las primeras tareas para intentar ubicar al inquilino del inmueble.

El fiscal Daniel Vicente confirmó a partir de las declaraciones que uno de los sujetos era el amigo –también damnificado por Pandolfo- y que el otro había intentado recuperar parte de los elementos entregados, por lo que tras identificarlos correctamente dispuso la libertada de ambos.

Pandolfo le había pedido a su amigo que le cuidara la mascota y el departamento porque le había surgido un viaje importante de manera urgente. El “gamer” se dedicaba a la venta de videojuegos y otros artículos electrónicos antes de ganar popularidad en grupos cerrados de Facebook por la venta y reparación de consolas de juego y celulares.

Ese reconocimiento adquirido en los últimos meses fue la puerta para obtener por parte de sus conocidos –y amigos en algunos casos- dólares para comprar celulares de alta gama por los que obtendrían algún interés. En otros casos los damnificados dejaron en consignación celulares, televisores y computadoras.

Compartir
Compartí esta nota