Batán

14 de Octubre de 2020 08:02

Denuncian que los internos de Batán solo reciben 1 litro de agua por día

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los familiares de los detenidos se manifestaron semanas atrás sobre el camino al paraje San Francisco. Foto: 0223.

Familiares de detenidos renovaron el reclamo por problemas con el suministro de agua y aseguraron que las condiciones son deplorables.

Familiares de internos de la Unidad Penal N° 44 de Batán renovaron el reclamo por problemas con el suministro de agua que padecen los presos hace 20 días y demandan mejores condiciones de salubridad.

Magalí, familiar de uno de los internos que cumple condena en el penal de Batán, explicó a 0223 que esta situación se repite por tercera vez desde que comenzó la pandemia de coronavirus. La falta de agua genera inconvenientes para mantener la higiene en el marco de la emergencia sanitaria.

Según confió, desde el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) les entregan apenas un litro de agua por día, el cual utilizan para beber e higienizarse. Ante esta situación, la mujer intentó hacerle llegar un bidón de agua que compró con sus ingresos, pero no se lo permitieron.

"Mi hermano está en ingreso con otras cinco personas y defecan en una especie de pileta que tiene que tener la canilla abierta. No pueden ir al baño ni lavarse las manos con lo que les dan", reparó.

"Es solo agua lo que pedimos, ellos quieren bañarse. Con el calor que hace ahora es todo una mugre. Realmente las condiciones son deplorables. No puede ser que estén sin agua", insistió sobre la situación que persiste hace 20 días.

En este marco, la familiar de uno de los presos no ocultó su preocupación por la escalada de contagios de Covid-19 dentro de la cárcel, donde según precisó, ya se contabilizarían alrededor de 60 diagnósticos positivos.

Semanas atrás, familiares de detenidos habían protagonizado una manifestación sobre el camino al paraje San Francisco que circunda el complejo carcelario para reclamar por la falta de agua. Desde el SPB habían acusado que se trataba de una rotura en una bomba de agua.

La semana pasada la Unidad Penal N°15 fue epicentro del derrumbe de una pared en uno de los talleres de producción, donde afortunadamente no había personas; dando cuenta de la precariedad de las instalaciones.