Submarino ara san juan

18 de Octubre de 2020 19:12

En el Día de la Madre, murió la mamá de uno de los tripulantes del ARA San Juan

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Lucrecia Castillo murió a los 77 años por el avance del coronavirus en su organismo. Foto: La Prensa.

Se trata de la progenitora del cabo Enrique Castillo, quien era oriundo de Lomas de Zamora. La mujer tenía coronavirus.

En el marco de la celebración del Día de la Madre, este domingó murió la mamá del cabo Enrique Castillo, uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan que naufragó en noviembre de 2017.

La noticia fue confirmada por la abogada Valeria Carreras. Lucrecia, progenitora del cabo Castillo, murió este domingo por la mañana a los 77 años en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, donde estaba internada en un centro de salud a causa de una infección de coronvirus. "No pudo esperar más por la verdad y justicia", lamentó la letrada a la agencia de noticias Télam.

"La mamá de Enrique Castillo podría haber sido la tuya o la mía. Tenía la serenidad de la sabiduría y un modo de abrazar sincero, y la vida la golpeó de la forma más brutal al perder un hijo de una forma injusta", agregó.

Según precisó, Castillo "no era submarinista sino que fue el único personal de inteligencia de la Armada en la nave y lo subieron rápido y sin preparación, ya que hubo otros ocho oficiales que no quisieron hacerlo".

Las familias de las víctimas están representados por el estudio de los abogados Carreras, Fernando Burlando y Lorena Arias, y en forma paralela trabaja Luis Tagliapietra, quien también es papá de uno de los submarinistas.

A fines de septiembre pasado, la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)Cristina Caamaño, denunció en el Fiscalía Federal Nº 2 de Mar del Plata a cargo de Daniel Adler acciones de espionaje ilegal contra familiares de las víctimas del submarino ARA San Juan y el buque Rigel que se llevaron a cabo durante el Gobierno de Mauricio Macri.

"Solo le devolvieron excusas y explicaciones vacías. Nunca perdió la calma y nunca dejó de pedir Justicia. Hoy, en el Día de la Madre, la despedimos y especialmente una pequeña que ya despidió a su papá y hoy a su abuela", la despidió con sentidas palabras.

Carreras confió que seguirá "luchando en búsqueda de verdad y justicia por todas las mamás de los desaparecidos en el mar, y especialmente por su recuerdo".