Temporada 2021

23 de Octubre de 2020 11:08

La salones de eventos y el verano: "La Provincia nos mató"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los salones de fiestas infantiles han sido uno de los más castigados por la pandemia. Foto: archivo 0223.

Empresarios aseguran que los meses de noviembre y diciembre son los "más fuertes" para el sector. Exigen respuestas para poder trabajar con una modalidad similar a los restaurantes.

La situación es límite. Hace ocho meses que están con sus puertas cerradas, sin ningún tipo de actividad, y en el horizonte tampoco se avizoran certezas. En una espera que se vuelve cada vez más urgente, los responsables de salones de eventos en Mar del Plata aguardan por definiciones de las autoridades para poder reabrir cuanto antes.

"Nosotros queríamos pelear para tratar de volver a trabajar desde el 15 de noviembre pero con las últimas noticias que nos dieron sobre la temporada, la Provincia nos mató", reconoció a 0223 José María García, el hombre que preside la Asociación Productora de Eventos (APE) de la ciudad pero que no pierde las esperanzas de obtener una habilitación oficial para la vuelta parcial al trabajo durante noviembre y diciembre.

Para los propietarios de estos establecimientos, los últimos meses del año son más que importantes por su fuerte demanda: numerosas empresas suelen aprovechar la época para hacer despedidas de "fin de año" y otro tipo de eventos institucionales tradicionales. "Para nosotros esa temporada es totalmente factible y esperamos que nos permitan hacerla", expresó.

¿Cómo sería la vuelta a la actividad? Por lo pronto, en la asociación plantean la posibilidad de implementar un protocolo con similares características al que ya aplican los restaurantes: sin baile de por medio u otra actividad lúdica que viole el distanciamiento social, el foco se centra en ofrecer servicio gastronómico.

"Entendemos que no habría ningún riesgo en tener un salón de 300 metros cuadrados abierto para 50 personas que solamente vayan a comer. Inclusive, sería mucho más sano que en un restaurante porque ahí la gente entra y sale pero acá vamos a saber quiénes son, vamos a tener un listado", sostuvo García.

A su vez, el referente del sector reparó que la apertura de los salones por parte del Gobierno desalentaría las reuniones sociales privadas en forma clandestina, una de las principales vías de propagación del coronavirus. "Es mucho mejor promover un evento en un lugar donde se van a cumplir todos los protocolos a que se junten 50 personas en un quincho", razonó el responsable de "Classic Eventos".

Con vistas al verano, además, el titular de la APE recordó que hay espacios óptimos en la zona de la Sierra y la Laguna de los Padres para desarrollar eventos instituciones al aire libre, en los que también estarían garantizados el cumplimiento de todos los protocolos sanitarios acordes al contexto del Covid-19.

García dijo que con las autoridades de la Provincia no han podido entablar diálogo en estos meses de crisis pero destacó la predisposición del Municipio para escuchar su situación. "Nosotros no queremos abrir de prepo; lo queremos hacer con autorización. Seguimos apostando a que la Municipalidad nos permita trabajar pero si esto sigue así, sí vamos a tener que tomar alguna otra medida porque también necesitamos garantizar alguna perspectiva de que se van a hacer los eventos. Si no vamos a desaparecer", advirtió.

La vuelta de las fiestas infantiles ya tiene fecha

A pesar de no contar con el aval del Gobierno, unos 23 propietarios de establecimientos se pusieron de acuerdo para comenzar a atender - solamente consultas y reservas - a partir del 2 de noviembre y empezar a realizar eventos a partir de diciembre.

Representantes del sector reconocieron que fue una "decisión díficil" pero, ante la falta de certezas de las autoridades, consideraron que es la única alternativa viable para sobrevivir al adverso contexto.

"Nos queda muy poco tiempo de existencia. Ya hubo una gran cantidad de salones que tuvieron que cerrar definitivamente en estos meses de pandemia", lamentaron, ante la consulta que hizo este medio.

En un comunicado que difundieron distintos salones, se aseguró que se generó un protocolo que contempla "las necesidades de los eventos pequeños" y que no fomenta la realización de eventos masivos. "Son reuniones para que festejar vuelva a ser una ocasión segura", explicaron.

En sintonía con lo que planteó la Asociación Productora de Eventos local, los propietarios de los establecimientos entendieron que de esta manera también se desalientan las reuniones en casas de familia. "En los salones estamos seguros de afrontar los factores de riesgo", ratificaron.

García, sin embargo, aclaró que la entidad que preside no comparte la decisión que comunicaron públicamente algunos salones de fiestas infantiles aunque dijo que "la comprende" por la situación extrema del contexto de crisis.

"Apoyamos y comprendemos su situación pero nosotros seguimos apostando al diálogo con la Municipaldiad. Preferimos esperar porque también sabemos que si abrimos del mismo modo va a haber seguros que no nos van a cubrir y otro tipo de cuestiones que complejizarían la actividad", fundamentó el empresario.

El protocolo de las fiestas infantiles

Si bien algunas medidas difieren según las características y dimensiones de cada espacio (por ejemplo, puede variar el máximo permitido de invitados), los propietarios de los salones consensuaron algunos puntos en común y troncales para la construcción del protocolo sanitario:

• El uso del barbijo será obligatorio tanto para el ingreso como para la circulación del salón; se podrá estar sin barbijo mientras se permanezca en las mesas.

• Declaración jurada y lista de invitados con datos particulares, lo que permitirá brindar información a las autoridades sanitarias ante cualquier contingencia.

• En el acceso al salón se tomará la temperatura y se rociarán manos y calzados con alcohol (70/30). El ingreso se hará por la entrada principal y la salida por la administración para evitar amontonamiento.

• Puertas y ventanas se mantendrán abiertas durante el evento para garantizar la ventilación natural.

• Los alimentos se servirán en platos individuales para cada invitado; los vasos de los adultos estarán etiquetados con el nombre de cada invitado y los nenes tendrán vasos ilimitados para evitar que tomen del vaso de otro compañero.

• Al finalizar el evento cada juego será lavado y secado para que esté listo para el cumpleaños del otro día.

• Los sanitarios tendrán un cronograma de limpieza durante cada evento y solo se podrá ingresar de a una persona.

• Los equipos de trabajo serán rotativos para garantizar que un equipo no participe de dos eventos seguidos.

• Se implementará el sistema de “Torta Falsa” y no se permitirá la mesa dulce en la mesa temática, sino que todo saldrá servido desde la cocina.