Historias de acá

1 de Noviembre de 2020 17:01

De Mar del Plata a Nueva York: "Nacho" Sacchi, nominado al máximo premio de locución en el mundo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Hace cinco años que Ignacio Sacchi pisa fuerte en el mercado internacional, con trabajos para empresas de primera línea en Estados Unidos, España, Chile, entre otros países.

El locutor de la ciudad fue seleccionado en el galardón Voice Arts Award como una de las cinco mejores voces españolas por su labor de narración para televisión, e-learning y films.

“Cuando vi mi apellido ahí fue como aparecer de golpe en la terna con Al Pacino y De Niro”, dice, entre risas y todavía sin creerlo, Ignacio “Nacho” Sacchi aunque en el fondo sabe que tiene razón, que no exagera ni un poco. No habla de Hollywood precisamente, sino de unos kilómetros más allá, de Nueva York, y tampoco se refiere a los premios Óscar sino a los Voice Arts Award, el máximo galardón de locución en el mundo que entrega la Society of Voice Arts And Sciences. El marplatense, sin embargo, vive la nominación que recibió en Estados Unidos con la misma vorágine de una película y ya cuenta los días para que el calendario marque 6 de diciembre, la fecha en la que conocerá cuál es el final que está escrito en el guión que lo tiene como un protagonista inesperado.

El locutor, de amplísima trayectoria en radios de Mar del Plata, había enviado su demo de trabajos a menos de un mes del cierre de las inscripciones en el certamen. Y este martes por la tarde, la organización norteamericana le hizo llegar las Congratulations! al considerarlo como una de las cinco mejores voces españolas por su labor de narración para televisión, e-learning y films. La nómina en la que compite Nacho se nutre con prestigio: figuran Alfonso Lugo, la voz oficial en Latinoamérica para McDonald’s, y Catalina Plata, la voz institucional de Lifetime Channel Latinoamérica. “A Lugo lo crucé el año pasado en Los Ángeles y siempre me pareció alguien inalcanzable, que estaba a otro nivel. Y verlo ahora en la misma línea conmigo es una locura. Sigo sin creerlo”, insiste el conductor de “La Excusa Perfecta” (Rock & Pop, 89.7).

Y es que justamente los Voice Arts Award se han constituido como una competencia global que se propone dar espacio a estrellas consagradas y a artistas emergentes de todo el mundo. Por eso no sorprende que hace más de quince años haya innumerable cantidad de actores de voz, locutores, directores creativos, productores, ejecutivos de marketing, redactores, ingenieros de audio, directores de casting y los llamados “artistas de palabras habladas”, que buscan reconocimiento dentro de las ochenta categorías que se disputan en inglés, español y otras lenguas. En ediciones anteriores han sido premiados – por citar algunos – nombres de la talla de Nancy Cartwright, quien le dio vida a Bart Simpson en la serie animada The Simpsons, y James Earl Jones, el encargado de ponerle voz a Darth Vader en la saga Star Wars.

Todos los años la Society of Voice Arts And Sciences organiza una gala para dar a conocer los ganadores de cada terna. Usualmente, se elige como sede California, Los Ángeles o Nueva York. En este 2020, la elegida fue la ciudad insomne a la que le canta Frank Sinatra pero por la pandemia del coronavirus se readecuó el formato del evento del 6 de diciembre y será exclusivamente virtual. Todavía no hay muchas certezas sobre la modalidad de participación de los nominados: en la web oficial, por lo pronto, los organizadores anunciaron que habrá una “transmisión en vivo pero sin audiencia” y anticiparon que los trabajos galardonados se publicarán a posteriori en sus canales de difusión online. Mientras tanto, el representante marplatense aguarda ansioso por las definiciones que surjan con el devenir de las próximas semanas.

Chile, España, Estados Unidos...

Si hay una cualidad que sintetiza el talento de Nacho probablemente sea su versatilidad. Desde que irrumpió en los bancos de voces internacionales, el locutor bilingüe de la ciudad se adaptó con creces a la demanda de los clientes que se cautivaron por los matices de su voz y se embarcó en toda clase de proyectos: el abanico de opciones es tan extenso como curioso e incluye publicidades para la National Basketball Association (NBA), audioguías turísticas para los visitantes que recorren museos emblemáticos de España y Estados Unidos o hasta cursos instructivos que se utilizan para entrenar a agentes de las fuerzas de seguridad sobre determinados allanamientos.

- Usted sabe que está por ingresar a una mina. Usted sabe que corre el riesgo de quedar sepultado si ocurre un terremoto. Usted sabe que se puede quemar con ácido sulfúrico si ocurre una explosión interna…

Así, por ejemplo, rezaban algunas líneas que Ignacio Sacchi grabó años atrás cuando lo contrataron en Chile para hacer un vídeo institucional que se difundía antes de ingresar a dos explotaciones mineras de cobre, en donde se aclaraban una serie de aspectos legales vinculados a los riesgos que supone una excavación de estas características. “Para entrar a las minas, allá te exigen saber legalmente los riesgos que corrés para que después las personas no inicien un juicio en caso de accidentes. Y de esa forma me enteré de un listado de cosas terribles que te pueden pasar ahí adentro”, recuerda.

Otro de los trabajos importantes que evoca es el que hizo para la policía de Los Ángeles, donde tomaron la decisión de capacitar a los efectivos después de que le quitaran la vida a un perro por temor a ser atacados durante un procedimiento. Gracias a la inquietud de las autoridades angelinas, Nacho se escucha en un curso que enseña a los agentes a identificar gestos para saber si un animal reaccionará con una agresión. “Ellos tienen muchos policías latinos o que quizás no hablan muy bien inglés y entonces están obligados a brindar capacitaciones en ambos idiomas”, explica.

En 2018, el profesional de 43 años le puso la voz a una campaña del NBA League Pass, el producto estrella que se ofrece a los amantes de la NBA y que consiste en una suscripción que da a los usuarios acceso a todos los partidos de la liga, en directo y a la carta, durante la temporada. Durante ese año, Assist Card, el principal proveedor mundial de asistencia a viajeros, también lo eligió para publicitar. “En la final del Mundial de Rusia esas dos publicidades salían permanentemente porque justo era la final de la NBA al poco tiempo y había un auge de viajes previo a las vacaciones. Yo estaba viendo el partido de Francia-Croacia y no lo podía creer: salía por ESPN para todo Latinoamérica. No sé cuánta gente me habrá escuchado; es imposible de imaginar”, expresa.

Y la lista de trabajos sigue: Nacho locutó la audioguía latinoamericana para una muestra sobre Cristóbal Balenciaga Eizaguirre, uno de los modistas españoles más reconocidos, que había organizado el Museo Nacional del Prado, en Madrid. En agosto de este 2020, entregó otra audioguía para el primer Museo Nacional de la Armada de Estados Unidos que pronto abrirá sus puertas en las afueras de Washington D.C. Allí, se resume parte de su historia bélica con la presencia de tanques, helicópteros, aviones y otros artefactos utilizados en guerras pasadas. “Algunos estados ya tenían su museo pero este es el primero que hacen a nivel país. Y me encargaron la voz para hacer descripciones de cada una de las cosas que hay ahí. Por ejemplo, si te parás frente a un tanque, ponés el código 104 y entonces salgo hablando con el detalle de su historia”, explica.

Audiobook, el nuevo desafío

Ignacio Sacchi tampoco se queda afuera de las últimas tendencias: por primera vez, está en plena etapa de grabación de un audiobook con Cage Wide Open, de Karl Johannsmeier. El formato presenta cada vez más oferta y demanda por parte de la industria editorial y sus lectores. El libro en cuestión trata sobre el testimonio de un hombre aparentemente normal que da una idea de su mirada inusual de la vida, sus intentos de escapar de los confines de lo ordinario, sus transformaciones asombrosas y su búsqueda interminable del amor supremo.

El proceso de producción no es fácil y, por momentos, también parece interminable. Por cada minuto de lectura, hay tres minutos de trabajo para pulir cada línea, cada palabra, cada imperfección. La conclusión es matemática: hay que sumar horas y horas de edición hasta poder darle forma al producto final. Para acelerar tiempos, el marplatense realiza el proyecto en colaboración con un editor de la ciudad y un colega de Venezuela, que traduce y corrige el texto. “Son cosas que se pagan bien pero que llevan muchísimo laburo. Estoy tratando de incursionar en eso porque sé que es un negocio gigantesco en Estados Unidos. Hay mucha gente que los escucha mientras hace otras tareas porque quizás no tiene tiempo para sentarse a leer. Hoy casi que se están escuchando como los podcast”, comenta.

Nacho dice que tiene un intercambio de mensajes “permanente” a través de whatsapp con el autor alemán del libro. El principal desafío, según reconoce, es el de sostener una lectura durante cuatro horas y media sin “interpretar demasiado”. De hecho, Cage Wide Open le hizo hincapié en ese detalle: le solicitó leer los diálogos sin “inflexiones o exageraciones” para no influir en la interpretación de la historia por parte del lector, ahora devenido en un ‘escucha’ más. “Me pidió diálogos planos, como si los leyera para mí mismo. Y eso tiene que ver con la interpretación que uno le puede llegar a imprimir involuntariamente. Lo más importante es no alterar el color del texto”, grafica.

Mi casa, mi estudio

Para dedicarle al audiobook una hora y media de trabajo por jornada y en completo silencio, Ignacio Sacchi espera a que se haga de noche. No es porque la voz suene mejor o porque le guste trabajar más cansado sino por una razón doméstica bastante lógica: a esas horas, sus dos hijos, duermen. Dotado solamente con un "buen micrófono" y haciendo gala del conocimiento técnico que alimentó en más de veinte años de carrera, el marplatense montó un set de grabación en su propio departamento. Desde el comedor, desde la habitación, desde el rincón que sea, produce las locuciones que después se reproducen quién sabe cuántas veces por cualquier parte del mundo.

Nacho incursionó en 2010 en el mercado internacional pero fue unos años después, entre 2015 y 2016, cuando las ofertas en el extranjero empezaron a seducirlo. Se trató, en verdad, de una apuesta personal que también se vio forzada por el vaciamiento repentino de la repetidora que tenía Radio Metro en Mar del Plata, donde él se lucía junto al periodista Rodrigo Sabio en el ciclo “Siempre es Tarde”. “Estuve prácticamente un año y medio sin trabajo hasta que pude entrar a otra radio. Y esto fue lo que hallé en el camino para sobrevivir de alguna manera. Tenía 39 años, dos hijos, una familia y una casa que mantener. Por suerte pude avanzar con este tipo de trabajos pero la verdad que no fue algo tan pensado sino más una búsqueda del momento, de desesperarme y no saber qué hacer”, reconoce.

Hoy, Sacchi trabaja en modalidad freelancer con dos productoras medianas de Estados Unidos y a ello le agrega los proyectos que pueden surgir en algunos de los cuatro bancos globales de voz en los que está inscripto, como Voices.com o Voice123.com. En los últimos casos, la búsqueda es más activa porque es él mismo el tiene que auditar y presentarse para atraer al cliente y quedar seleccionado entre cincuenta o hasta sesenta voces. Dice que, en promedio, participa de diez audiciones por día en busca de nuevas campañas. La particularidad de estos sitios es que establecen presupuestos mínimos y máximos que equilibran la balanza de la competencia y le permiten al cliente preocuparse más por la calidad del producto que por el costo. “El sistema está muy bueno porque pone a todos a la misma altura y el cliente puede evaluar lo que realmente necesita. No es que a mí me pagan menos porque estoy en Argentina: me pagan lo mismo que un locutor en Estados Unidos pero porque les doy la misma solución”, destaca.

En cuanto a la relación con las productoras, Nacho entiende que la clave para afianzar el vínculo y marcar la “diferencia” pasa por estar preparado para ofrecer “soluciones rápidas”. Este lunes, por ejemplo, lo habían contactado para hacer el doblaje de una charla de una hora sobre metafísica. El plazo de entrega era el martes por lo que no tuvo más alternativa que trabajar hasta las cuatro de la mañana para cumplir con el pedido: “Si te llaman y estuviste, lo más probable es que después te sigan llamando. Esto funciona de la misma manera que en muchos rubros: una vez que funcionás como proveedor, los clientes te vuelven a buscar todo el tiempo. A mí, por lo menos, me ha pasado así y por eso prácticamente puedo vivir de esto”.

Todos tenemos un comienzo

- Sacchi lee bien. Que lea Sacchi.

Eso decía la profesora de Lengua del Instituto Peralta Ramos y el alumno Ignacio Sacchi, por supuesto, cumplía con los deberes. La voz gruesa que ya lo destacaba en la adolescencia lo convirtió – tácitamente – en el lector oficial de textos de cualquier acto a celebrar dentro de los pasillos de la secundaria. Al principio, no se lo tomaba muy en serio pero poco a poco, y gracias a la pasión innata por la música, le tomó el "gustito" a eso que todavía no se animaba a definir como vocación. Un día, se decidió y empezó la carrera de Locutor Nacional en la Universidad de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta).

A Nacho no le costó involucrarse en los medios: con casi dos años de estudios, ingresó en 1996 a una flamante Rock & Pop que también daba los primeros pasos por Mar del Plata. Las experiencias que vivió en los estudios de la radio le demostraron que no había elegido el camino equivocado, que estaba en el lugar correcto. "La vocación se me fue armando en el camino. La verdad que tuve suerte porque en dos años definí una vocación y encontré una radio donde me sentía muy cómodo. Me acuerdo que al año y pico de estar trabajando para Rock & Pop tocaba Kiss. Entonces pregunté si podía ir a verlos y me consiguieron las entradas y los pasajes. Era increíble. Y así me fueron pasando mil cosas", comenta.

Cuando el hombre de los Voice Arts Award se refiere a sus comienzos, no puede no detenerse en la figura de Rodrigo Sabio, reconocido periodista que falleció pronto, a los 50 años, el martes 4 de diciembre de 2018 después de luchar durante meses contra una neumonía severa. Sabio se especializaba en el mundo del cine y fue uno de los integrantes – junto a Ignacio Sacchi - de Barrilete Cósmico, un programa radial que supo marcar una época en la radiofonía local. Nacho agradece las horas de aire compartidas y todos los conocimientos que aprendió de él para desenvolverse al frente de un micrófono: "Con Rodri laburamos veinte años juntos. Me enseñó prácticamente todo lo que sabía para hacer radio; cómo pilotear malas entrevistas, cómo estar bien predispuesto...".

Lalo Mir, Mario Pergolini, Juan Pablo Varsky, son otros nombres destacados con los que Ignacio Sacchi se dio el lujo de trabajar. En 2016, hizo transmisiones desde Mar del Plata para todo el país con Radio Metro y también llegó a hacerse cargo, para el mismo medio, de las transmisiones del Lollapalooza, uno de los festivales de músicas más reconocidos. "Tuve mucha suerte pero también tuve mucho sacrifico. En mis primeros tres años en Rock & Pop no vi un solo peso. Pero después, una vez que empecé a laburar y cobrar, no paré nunca más. Durante años tuve la predisposición de sacrificar horas y tomarme pocas vacaciones. Aunque también es verdad que en este trabajo la satisfacción y el placer van de la mano y muchas veces ni siquiera dan ganas de tomarse vacaciones", asegura.

Los marplatenses pueden disfrutar de la voz de Nacho Sacchi en la 89.7 de lunes a viernes, de 13 a 16, con "La Excusa Perfecta", un ciclo que particularmente se luce por las entrevistas. Desde julio, han sido protagonistas de sus emisiones Tony Platt, ingeniero en los icónicos álbumes Back in Black y Highway To Hell de la banda australiana de hard rock AC/DC; Gordon Raphael, productor de tres discos del grupo neoyorkino The Strokes; Fabián "Zorrito" Quintiero, tecladista de Soda Stereo, entre otras figuras de la música.                                        

Compartir
Compartí esta nota