Ayacucho

18 de Noviembre de 2020 11:57

Piden al intendente de Ayacucho que vete una ordenanza que frena el desarrollo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que impide a inmobiliarias trabajar con nombres de fantasía o franquicias. Remarcan el ejemplo de Pinamar. 

Sin que todavía se haya pronunciado el intendente Emilio Cordonnier, pero en un contexto donde las políticas y medidas se orientan a promover el desarrollo, el Concejo Deliberante de Ayacucho aprobó una ordenanza que limita el impulso de los servicios inmobiliarios y paraliza la alternativa de canalizar financiamiento para inversiones.

“Con una ordenanza como la aprobada por el Concejo Deliberante el pasado 22 de octubre, Ayacucho pierde una oportunidad de crecimiento”, advirtieron desde la Cámara Argentina de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi), al expresar su rechazo a la reciente decisión tomada por el poder legislativo ayacuchense de prohibir publicidad por parte de inmobiliarias que eligen para su desempeño marcas, franquicias o licencias.

Desde la cámara que nuclea a empresas del sector inmobiliario de todo el país, señalan que este tipo de restricciones "no hacen más que ahuyentar inversiones que ven en Ayacucho una plaza con potencial para el desarrollo inmobiliario”.

En Pinamar, el Concejo Deliberante también prohibió por ordenanza la habilitación municipal de inmobiliarias que operen bajo nombre de fantasía o en representación de marcas, franquicias o licencias. Pero, una semana después, el intendente municipal Martín Yeza vetó la norma. “Que una ciudad como Pinamar le cierre la puerta a empresas que pueden traer desarrollos inmobiliarios y comercializar nuevos emprendimientos, realmente, es algo muy difícil de entender. Por suerte, el Intendente lo comprendió así y estamos muy contentos, porque tendrá un impacto muy positivo en la comunidad”, remarcó el vocero de la Camesi.

En relación a la ordenanza de Ayacucho, la cámara lamentó a través de un comunicado que “el legislativo local haya hecho lugar a intereses mezquinos que lo único que lograrán es que marcas nacionales e internacionales, opten por otras ciudades menos restrictivas y acordes a las necesidades de un mercado inmobiliario dinámico, adaptado a los desafíos que imponen el uso de herramientas tecnológicas, plataformas digitales y recursos audiovisuales propios de estos tiempos”.

Camesi llamó a las autoridades a "rever la decisión” y, en ese sentido, se mostraron confiados en la "racionalidad" del intendente Cordonnier para hacer uso de su facultad de veto y dejar sin efecto la norma.

Compartir
Compartí esta nota