ARA San Juan: el fiscal pide que el espionaje ilegal se investigue en Mar del Plata

Daniel Adler apeló este miércoles el fallo con el que se remitió la causa hacia Dolores. Justificó la presentación al señalar que fueron en la ciudad donde se advirtieron la maniobras de inteligencia.

18 de Noviembre de 2020 16:11

Por Redacción 0223

PARA 0223

El fiscal federal de Mar del Plata, Daniel Adler, reclamó este miércoles que la causa por supuesto espionaje ilegal desplegado desde la Agencia federal de Inteligencia (AFI) de Cambiemos sobre familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan quede radicada en la ciudad balnearia porque allí ocurrieron los hechos que, además, no coinciden con eventos investigados en otros expedientes.

El funcionario judicial apeló el fallo con el que el juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti, quien la semana pasada dispuso que el expediente pase a Dolores para que se acumule con el que instruye el magistrado Alejo Ramos Padilla, en el que se investiga a una banda dedicada a la inteligencia ilícita y la extorsión, integrada, entre otros, por el falso abogado Marcelo D´Alessio.

El representante del Ministerio Público Fiscal sostuvo que la causa que tramita en Dolores investiga otro período temporal además de que “no hay coincidencia con las víctimas, concretamente el grupo de familiares de las tripulaciones del submarino ARA San Juan, ni el buque pesquero El Repunte o el buque pesquero Rigel” y “los hechos concretos tampoco están abarcados” por el caso que lleva Ramos Padilla, según consignó la agencia de noticias Télam.

La causa por espionaje ilegal que tramita en Dolores investiga supuestas maniobras desplegadas de las denominadas bases AMBA de la AFI entre fines de 2016 y diciembre de 2017, mientras que los hechos denunciados en Mar del Plata por la actual intervención de la central de espías refieren a hechos ocurridos a partir de 2018.

La causa de Mar del Plata se inició por una denuncia formulada por la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, quien presentó elementos que permitían inferir que durante el gobierno de Mauricio Macri se había espiado a los familiares de las víctimas del ARA San Juan.

Los elementos que dieron origen a la denuncia fueron hallados en la base Mar del Plata de la AFI tras un requerimiento de información formulado por el juez Ramos Padilla en el marco del caso D´alessio, más precisamente en el capítulo investigativo dedicado a las denominadas bases “AMBA”.

El 2 de abril de 2018, por ejemplo, la mujer de un tripulante del submarino hundido y la hermana de otro fueron seguidas y fotografiadas en el Golf Club de Mar del Plata por personal de AFI cuando el ex presidente Macri –a quien querían entregarle una carta- se encontraba en el predio jugando golf.

La abogada de la querella mayoritaria de familiares de tripulantes del Ara San Juan, Valeria Carreras, informó a Télam que formalizará una presentación en la misma dirección que la apelación de la fiscalía. “Básicamente apelaremos la decisión de Inchausti por un principio procesal básico: no hay identidad de objeto en lo investigado por el juez Ramos Padilla y la denuncia de la interventora de AFI doctora Cristina Caamaño”, sostuvo la abogada.

“Recordemos que la causa que tramita en Mar del Plata surge a raíz de una ´casualidad´, buscando una información requerida por Juez de Dolores se toparon con los discos que prueban el espionaje ilegal a familiares y allegados al ARA San Juan y otros hundimientos. A priori el único punto de contacto sería el espionaje ilegal. En un caso (Dolores) con un fin cuasi extorsivo y en otro caso con el fin de blindar la imagen presidencial, para que el accionar del grupo de familiares lo perjudique políticamente”, remarcó la letrada.

El submarino, con asiento en la Base Naval de Mar del Plata, perdió contacto con la Armada en el mar Argentino el 15 de noviembre de 2017, cuando se trasladaba desde Ushuaia hacia Mar del Plata, a la altura del golfo San Jorge. El 17 de noviembre de 2018, la empresa privada Ocean Innity, que fue contratada por el gobierno nacional, concluyó su búsqueda el 17 de noviembre de 2018, cuando halló al submarino muy cerca del punto de último contacto y a 907 metros de profundidad.

Comentarios de usuarios de Facebook