Red de espionaje ilegal

29 de Septiembre de 2020 14:00

Piden saber si los familiares de los tripulantes del Repunte también fueron víctimas de espionaje

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lorena Arias, abogada y familiar de las víctimas, hizo una presentación ante la fiscalía federal de Daniel Adler para esclarecer la situación y, en todo caso, habilitar la participación en la causa como querellante.

Familiares de los marineros del Repunte, el pesquero marplatense que naufragó en aguas patagónicas en junio de 2017, realizaron una presentación este martes a la mañana ante la Justicia federal para que se pueda determinar si ellos también fueron víctimas de las maniobras de espionaje que denunció la Agencia Federal de Investigación (AFI) en relación a las familias de las víctimas del ARA San Juan y el buque Rigel.

Lorena Arias, abogada e hija del maquinista desaparecido Horacio Airala, le confirmó a 0223 la presentación que realizó en horas de la mañana ante la Fiscalía Nº2 que está a cargo de Daniel Adler y que lleva las riendas de la pesquisa que se motorizó por las acusaciones que hizo la interventora del organismo nacional, Cristina Caamaño.

"La primera documentación que se dio a conocer sobre este seguimiento hace referencia al primer semestre del 2018. El Rigel todavía no se había hundido. En ese período, los familiares de los submarinistas se reunieron con el presidente y los otros familiares que ya estábamos en las calles éramos nosotros, la de los tripulantes del Repunte", recordó la letrada.

A partir de esa sospecha, Arias solicitó que las autoridades judiciales que intervienen en la causa informen si hay familiares de las víctimas del Repunte que también figuran en las fotos tomadas por agentes de inteligencia durante el Gobierno de Mauricio Macri y que, en caso de que esto se confirme, entonces se habilite su participación como querellantes.

"Lo que nos dicen extraoficialmente es que es muy probable que esto sea así pero la gente que analizó el material solamente pudo ver las banderas en general y no llegó a identificar de qué familiares se trata específicamente. Pero lo más probable es que tengamos razón y que nos den lugar para participar como querellantes", confió.

Las sospechas no solo se fundan en la fecha de la documentación sino en las experiencias personales que atravesaron los familiares en los últimos años: a Gabriela Sánchez, una de las principales exponentes en la lucha, le desaparecieron las fotos de su hermano Gustavo - el capitán del buque - de su celular.

"Cuando salíamos a hacer las marchas, había periodistas que nos advertían que nos estaban sacando fotos y nosotras pensábamos que venían por el lado de las denuncias que estábamos haciendo contra la Prefectura Naval. Pero éramos absolutamente conscientes de las fotos que nos estaban tomando durante las marchas", aseveró.

Arias reconoció que las maniobras de espionaje y vigilancia ilegal contra las familias que luchan por la verdad y la memoria de los tripulantes fallecidos despiertan "mucha angustia". "Es algo tristísimo; te sentís desprotegido. Es muy difícil de explicar la sensación. Pero te obliga a repasar todo para atrás y ver los días que ya habíamos superado. Te sentís plenamente vulnerable", advirtió.

El buque Repunte había zarpado desde Mar del Plata hacia Puerto Madryn para pescar langostinos. El 17 de junio de 2017, en momentos en que volvía por segunda vez a puerto para descargar, se encontró envuelto en medio de un temporal y posteriormente se hundió dejando como saldo 2 sobrevivientes, 3 fallecidos y 7 que aún permanecen desaparecidos.

Los tripulantes que iban a bordo del navío que naufragó en junio del año pasado a 36 millas náuticas del norte de Rawson son: Horacio Airala (Jefe de Máquinas), Gustavo Sánchez (Capitán), Silvano Coppola (1° oficial de máquina), Claudio Islas (Marinero), Néstor Paganini (Marinero), Jorge Luís Gaddi (Engrasador), Fabián Samite (Engrasador, oriundo de Miramar), Isaac Cabanchik (Engrasador) y José Omar Arias (1° oficial de pesca, de Puerto Madryn).