RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

8 de Febrero de 2020 19:06

Escuelas a la obra: Kicillof cruzó a Montenegro y le pidió que "no se vista de amarillo"

El gobernador bonaerense criticó al intendente por no adherir a la iniciativa con la que busca reparar escuelas. "No nos gusta que nos dé la espalda porque eso significa darle la espalda a los marplatenses", sentenció.

Llegó casi puntual, pasadas las 16.30, con unos minutos lógicos y esperables de retraso a la convocatoria que se había filtrado a la prensa. Después de abandonar el Toyota Corolla color plateado que lo transportaba, lo primero que recibió fue el abrazo cálido y fraterno de Fernanda Raverta que confirmaba su presencia: sí, el gobernador bonaerense Axel Kicillof ya estaba de nuevo en suelo marplatense en pleno desarrollo de la temporada. Sin embargo, el abrazo de bienvenida con la Ministra de Desarrollo de la Comunidad fue apenas el primero de muchos para los que debía prepararse en la tarde de este sábado.

Pese al cielo gris que opacó la jornada, el mandatario provincial apostó por una visita "sorpresa" a "La Feliz" para tener, de primera mano, el pulso del verano y por eso no fue casualidad el punto elegido para este breve paso por la ciudad: el balneario Perla 5, donde la Provincia de Buenos Aires desplegó diferentes actividades gratuitas en el marco de la iniciativa de promoción turística conocida como "ReCreo".

Vestido de jean, campera negra y con unas zapatillas, Kicillof no hizo más que dejar sus primeras huellas por la arena para atraer como un imán a centenares de marplatenses y turistas que también aprovechaban el fin de semana para disfrutar de la playa, sin rencor por la ausencia del sol y los coletazos del viento. "¡Compañero! ¡Qué sorpresa!", manifestaban algunos visitantes, mientras extendían una mano o intentaban un abrazo o aguardaban por una foto con el gobernador.

Los saludos recurrentes y las selfies innumerables fueron el principal motivo que dilató el contacto con los medios: el referente del Ejecutivo provincial demoró más de cuarenta minutos en satisfacer con una sonrisa cada uno de los pedidos de los veraneantes, que podían acercarse sin tener que atravesar complejas barreras de seguridad, para después cumplir con la recorrida que tenía prevista por las instalaciones del balneario teñido por una paleta de colores violeta, purpura y celeste.

Pese al retraso, Kicillof no escatimó en palabras frente a las preguntas de la prensa y definió este período estival, en primer lugar, como "la mejor temporada de los últimos cinco años". "Afortunadamente vimos muchísimo movimiento desde el comienzo de la temporada pero el veredicto final me lo dio un muchacho que vendía bizcochitos y me paró acá y me dijo que esta es la mejor temporada de los últimos cinco años. Obvio que nosotros también tenemos nuestros números pero la sensación que hay es que se empezó a mover la economía y eso es muy importante", aseguró.

El pedido a Montenegro: "No es momento de vestirse de amarillo"

Ante la consulta de 0223, el gobernador lanzó cuestionamientos al intendente de Mar del Plata por no haber adherido a "Escuelas a la obra", la iniciativa provincial con la que se pretende avanzar con la reparación de los establecimientos educativos de los diferentes distritos. "El que quiera quedarse en una silla debajo de la sombrilla en vez de ponerse a trabajar que lo haga. Esto lo hicimos con muchísimo respeto y con la vocación de colaborar con los distritos en los que gobierna el oficialismo y en los que no gobierna el oficialismo. Hay una grieta espantosa entre los que quieren hacer política y los que no quieren trabajar", lamentó.

"Esto no lo hice con banderas partidarias: invitamos a todos los intendentes a acompañar de la política provincial. La Provincia tiene graves problemas pero no venimos a enrostrarle nada nadie sino a convocarlos a trabajar", aclaró Kicillof, quien instó: "El convenio lo está esperando a Montenegro todavía: que vaya cuando quiera a firmarlo para poder empezar a trabajar juntos".

El gobernador remarcó su desencanto por la falta de colaboración del jefe comunal y consideró que "eso es darle la espalda a los marplatenses y bonaerenses". "No quiero polemizar. Todavía tiene tiempo para recapacitar: no es momento para vestirse de amarillo. Perdieron la elección nacional y provincial y ahora deberían darnos una mano porque somos un nuevo Gobierno que quiere una educación pública fortalecida", insistió.

Paritaria docente: "La cláusula gatillo en estos tres meses va a ser difícil de aplicar"

En la antesala a lo que será la primera reunión con los gremios del sector este lunes, el mandatario provincial aseguró que se planifica la negociación en base a una "enorme coordinación" con el Ministerio de Educación que conduce Nicolás Trotta en el marco del avance de la paritaria nacional que ya se puso en marcha semanas atrás.

Kicillof garantizó que en este año buscará que "los maestros y las maestras le ganen a la inflación" a pesar de "todas las dificultades financieras de la Provincia, y toda la incertidumbre que genera una deuda impagable".

"Tenemos que encontrar el mejor de los acuerdos. En estos tres meses, hasta que no esté resuelto el presupuesto nacional, la Provincia tampoco sabe con qué recursos cuenta, y con todas esas variables hay que dialogar con lo docentes", sostuvo, y agregó: "Va a ser difícil la cláusula gatillo en estos tres meses porque ni siquiera hay una expectativa de la inflación nacional".