RADIO
EN VIVO
imagen

Pinamar

25 de Marzo de 2020 23:00

Para el surfista de Ostende: 500 mil de embargo y un hisopado

Llamas y un ingreso polémico al país en tiempos de cuarentena.

Federico Llamas quedó en situación de detención preventiva domiciliaria y en cuarentena en la costa atlántica, luego de su polémico ingreso al país desde Brasil.

Luego de quedar en situación de detención preventiva domiciliaria, Federico Llamas, el surfista que fue noticia por su procedimiento de ingreso al país en el marco del aislamiento social obligatorio por el nuevo coronavirus, recibió nuevos dictámenes desde el poder Judicial.

Llamas, de 27 años, llegó de Brasil hace pocos días y ahora está en la localidad de Ostende, perteneciente al partido de Pinamar. En su DNI, el domicilio señalado de residencia es un inmueble del barrio porteño de Flores, a donde lo mandó Prefectura tras ser demorado en Panamericana con su camioneta y sus tablas de surf en su retorno al país.

Confinado ya en su vivienda de la costa atlántica, su madre salió a defenderlo y aseguró que su hijo declaró en la frontera que el aislamiento lo haría en su casa de la localidad pinamarense.

La justicia allanó la casa y ordenó un embargo de los bienes por 500 mil pesos, además de llevar a confiscación su camioneta. El hombre había viajado semanas atrás junto a su novia canadiense al sur de Brasil. Luego de ser llevado a Flores, viajó en la noche y este miércoles en la madrugada arribó a Ostende.

En el marco de las decisiones tomadas por el juez Alejo Ramos Padilla, se procedió a realizarle además un hisopado para Covid 19. Su pareja nunca llegó a la Argentina ya que viajó desde Brasil directo a Canadá.