Cuarentena

28 de Mayo de 2020 16:03

Pese a la cuarentena, se reanudó el juicio por los crímenes de la CNU en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto: archivo de Fiscales.gob.ar

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la ciudad lo hizo bajo la modalidad virtual. Se trata de las primeras testimoniales que se toman en audiencia durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

A través de la modalidad virtual y de manera remota, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata retomó el juicio de lesa humanidad que tiene como epicentro a la ciudad y en el que figuran como acusados los abogados y ex miembros de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) Eduardo Salvador Ullúa y Oscar Héctor Corres.

A través de un comunicado, las autoriodades de la subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense, que es querellante en la causa, celebró la reanudación del debate que se había paralizado desde principios de marzo a raíz de la vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En el debate de Mar del Plata se escuchó el testimonio de Ricardo Leventi, que declaró por videoconferencia desde Suecia donde está radicado hace más de 30 años, y que entre los años 1975 y 1976 fue un militante de la izquierda peronista que fue perseguido y víctima del accionar violento de la CNU.

En la sede del Tribunal lo escucharon las querellas y la defensa del imputado Ullúa, mientras que los jueces y la fiscalía lo hicieron en la Cámara de Casación Penal de Comodoro Py, según lo que consignó el organismo bonaerense.

Las audiencias fue una de las las primeras testimoniales que se realiza luego de que la Cámara Federal de Casación Penal recomendara a los tribunales orales que "procedan en consecuencia, con observancia de las medidas emanadas de la autoridad sanitaria" respecto de los procesos "cuya conclusión permita realizarse por vía remota y/o que fuere posible sin gran desplazamiento de participantes".

Verónica Bogliano, directora de Querellas por Crímenes de Lesa Humanidad, señaló que la continuidad de los juicios es de suma importancia y señaló que "desde la Subsecretaría pedimos que se reanuden las causas en esta cuarentena".

"Es importante porque son debates en los que se juzgan delitos de lesa humanidad, que son crímenes que no pueden esperar más tiempo porque llevan una demora de muchos años por los años de impunidad que vivimos en el pasado. Los imputados son grandes, las víctimas son grandes, y si no se juzgan estos delitos va a terminar ganado la impunidad biológica", ratificó.

Eduardo Salvador Ullúa y Oscar Héctor Corres llegaron al debate oral en Mar del Plata acusados de conformar una asociación ilícita y el primero además por ocho homicidios cometidos en la antesala del Golpe cívico militar de 1976.

En los últimos meses, hubo un fuerte repudio de organismos de derehcos humanos por la prisión domiciliaria que le concedió la Justicia a Gustavo Demarchi, quien es considerado líder de la organización criminal y recibió su sentencia en un primer juicio.

El excandidato a intendente y fiscal federal general fue condenado el 20 de diciembre de 2016 junto a Mario Durquet y Fernando Otero a prisión perpetua por los delitos de asociación ilícita y homicidios calificados contra Enrique Pacho Elizagaray, los hermanos Jorge Lisandro y Guillermo Videla, Jorge Enrique Videla, Bernardo Goldemberg y de la Decana María Coca Maggi.

Se trató de un fallo histórico ya que el tribunal que intervinó en el caso entendió que estos asesinatos, pese a haber sido cometidos antes de la dictadura de 1976, se incriben dentro de la categoría de "crímenes de lesa humanidad".

 

Compartir
Compartí esta nota