Gremiales

31 de Agosto de 2020 17:15

Dictaron la conciliación obligatoria por la suspensión de 300 temporarios en Havanna

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Tras la resolución, los empleados mantienen el reclamo por una diferencia salarial.

El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictó este lunes la conciliación obligatoria por la suspensión que habían sufrido la semana pasada 300 trabajadores temporarios de la empresa alfajorera Havanna.

Desde el Sindicato de Trabajadores Alfajoreros, Reposteros, Pizzeros y Heladeros (Starpyh) habían advertido por la suspensión que habían sufrido 300 trabajadores de la empresa radicada en el parque industrial General Savio por una huelga que llevaban a cabo frente a una diferencia salarial del 12% con respecto a la última paritaria acordada.

Tras la negativa de la empresa de acceder a reincorporar a los trabajadores afectados, finalmente la cartera de Trabajo dictó la conciliación obligatoria para poner cese al conflicto e instó a Havanna a otorgar tareas en forma normal y habitual a su personal, además de abstenerse a tomar represalias de cualquier tipo en relación al reclamo planteado.

Mientras tanto, los empleados de la emblemática firma alfajorera de Mar del Plata mantienen el reclamo salarial que originaron las suspensiones y se tramita en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Desde el sindicato habían calificado como un "atropello" y tildado de "represalia" la medida que había tomado la empresa. Según precisaron, Havanna "viene trabajando, exportando mucho y vendiendo bien" en el contexto de la crisis económica que desató la pandemia de coronavirus.

Si bien la medida de los directivos de Havanna causó tanta sorpresa como malestar en su personal, lo cierto es que no es la primera vez que en la fábrica se determinan suspensiones masivas de la mano de obra. En enero de 2016, tras inaugurar la planta en el Parque Industrial de ruta 88, se habían suspendido a 400 empleados por la situación económica que se acusaba entonces.

En pleno conflicto, el sábado pasado se confirmó la primera infección de coronavirus entre el personal de la planta. Por ello, en el transcurso del fin de semana la planta estuvo cerrada para desinfectar los espacios.

Compartir
Compartí esta nota