Judiciales

8 de Agosto de 2020 10:55

Condenaron al adolescente que baleó a un policía durante un intento de robo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El hecho ocurrió el mes de febrero en el barrio San José. Seguirá alojado en el Centro Cerrado de Batán hasta que se confirme el monto de la pena.

Un adolescente que hace seis meses baleó a un policía y a un peatón durante un intento de robo en el barrio San José fue condenado tras un juicio abreviado que se celebró en el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil 2 y seguirá alojado en el Centro Cerrado de Batán hasta que se realice el proceso de cesura.

Tras la investigación y el pedido realizado por el fiscal Walter Martínez Soto, el menor –que cumplió 17 años- fue hallado autor del delito de robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y homicidio criminis causa y por su comisión contra un miembro de las fueras de seguridad en grado de tentativa.

El hecho

Poco después de las siete de la tarde del pasado 3 de febrero el imputado –cuyos datos personales no se dan a conocer- circulaba con otra persona a bordo de una motocicleta Honda Twister de color azul por la calle La Rioja en dirección a Primera Junta, giraron en "U" sobre la calle La Rioja y subieron a la vereda para interceptar a un hombre que estaba por subir a su moto Honda Biz.

La pareja de delincuentes lo amenazó con un revólver marca Taurus, calibre .38 Special, cargado y apto para el disparo y le exigió la entrega de su billetera y su celular.

Ese accionar fue advertido por el capitán Ignacio Molfasani que realizaba tareas de prevención en la zona, se acercó y le dio a los sujetos la voz de alto: mientras que el conductor de la Honda Twister se dio a la fuga, el adolescente efectuó al menos cuatro disparos con la clara intención de darle muerte y consumar el delito. Una vez asegurado de que la persona a quien estaban intentando asaltar estaba a resguardo, el policía repelió el ataque e hirió al agresor que también había herido a un peatón que caminaba por la zona.

En la resolución a la que tuvo acceso 0223 se aseguró con la certeza exigida en éste estadio procesal que el adolescente disparó directamente hacia el cuerpo del policía y del peatón “con la clara intención de causarles la muerte para poder consumar su acción delictiva”.

Tras descartar cuestiones eximentes de la responsabilidad penal se calificó a los hechos como robo agravado por su comisión con arma de fuego en grado de tentativa y homicidio criminis causa y por la comisión contra un miembro de las fuerzas de seguridad en grado de tentativa por el que se lo declaró culpable.

Fiscal Walter Martínez Soto. (Foto:archivo 0223).

El fiscal planteó una pena de cinco años y cuatro meses más las costas del proceso y junto a la otra parte consideraron necesaria la cesura del juicio habida cuenta que aún no se ha cumplido el año de tratamiento tutelar, ello conforme la reciente jurisprudencia del Tribunal de Casación Penal.

Al no estar dadas las condiciones para la imposición de pena y su diferimiento se consideró pertinente mantener la medida de coerción bajo la modalidad ya impuesta en el Centro Cerrado de Batán mientas avanza el abordaje en miras a la cesura de juicio. En la sentencia se solicitó al Equipo Técnico que, más allá de la emergencia sanitaria, se retome el contacto con su red familiar por algún medio telemático a los fines de darle continuidad al proceso de abordaje, ello teniendo en cuenta lo sugerido por esa misma institución en atención al contexto familiar, afectivo y social del joven.

Compartir
Compartí esta nota