Huellitas

17 de Septiembre de 2020 11:49

Néstor, el pitbull "discriminado" que una familia se animó a adoptar

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Ahora tiene familia, una cama, comida y amor. Ahora sabe que su vida vale. Néstor dejó de ser una sombra, para convertirse en un perro con todas las letras.

Siendo sinceras, no teníamos muchas esperanzas de conseguir una adopción. Néstor tenía todo lo que la gente no suele elegir a la hora de adoptar un perro: grande de tamaño, adulto, enfermo y pitbull, una raza muy estigmatizada en estos últimos tiempos. Discriminados, condenados a ser mal vistos, a que las personas se crucen de vereda al verlos.

 

Muchas cosas pueden influir en el comportamiento de un animal, es nuestra responsabilidad educar y sociabilizar correctamente a nuestros cuatro patas.

En contra de todo pronóstico este pitbull era un compañero ideal de niños y otros animales. A pesar del estado deplorable en el que lo encontramos, a pesar de vivir atado, supo apreciar de buenas a primeras el calor de una caricia, lo bueno de un hogar y entendió que no todos los humanos son iguales. Que confiar no siempre termina en decepción. Néstor descubrió todo lo lindo que le podía brindar la vida, al momento de llegar a una familia soñada.

 

La familia que recibió a Néstor no fue una familia más. A pesar de sufrir la pérdida de sus dos mascotas logró sobrellevar el dolor de una manera distinta: transformaron ese duelo en amor y oportunidad para un perro que realmente no tenía chances.

Decidir adoptar es aceptar que ciertas cosas van a cambiar. Cambia tu rutina, tus hábitos, tus tiempos, pero por sobre todas las cosas adoptar te cambia la vida. ¡Animate!

Compartir
Compartí esta nota