Fase 3

18 de Septiembre de 2020 17:40

Kicillof confirmó la vuelta a la actividad de las obras privadas en toda la Provincia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El gobernador advirtió que la pandemia "no pasó" e insistió con la necesidad de redoblar los esfuerzos y cuidados en pos de reducir el elevado número de contagios de coronavirus. "No se puede negar la gravedad de este tema", apuntó.

El gobernador Axel Kicillof volvió a advertir que la pandemia del coronavirus "no pasó" y reiteró el pedido a la comunidad para que se redoblen los cuidados en pos de evitar los contagios de coronavirus al tiempo que confirmó la flexibilización de algunas actividades como la vuelta al trabajo de las obras privadas, un pedido con el que insistían sectores empresarios y sindicales en Mar del Plata.

"Ya van seis meses desde que llego al país el coronavirus y aunque resulte difícil de aceptar y muy duro, la realidad es que la pandemia no pasó y todavía no se venció al coronavirus en ningún lado", dijo el mandatario, en conferencia de prensa.

Al anunciar los detalles de la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio de cara al 11 de octubre, Kicillof reconoció que en los últimos días se registraron los "peores" números de Covid-19 en "la provincia, el país y en todo el mundo". "Nadie puede negar la gravedad del tema y nadie puede afirmar que la pandemia terminó", aseveró.

"Estamos en un momento muy delicado porque el virus se sigue expandiendo y nos agarra cansados a todos. Y es la peor combinación porque es una amenaza que avanza pero no hay aflojar", señaló desde el Salón Dorado de Gobernación, y agregó: "Gracias al esfuerzo colectivo y el sacrifico inmenso nuestro sistema de salud sigue resistiendo y eso significa que podemos garantizar camas, respirador y atención médica a todos los bonaerenses".

Kicillof destacó que, hasta esta fecha, el sistema de salud del territorio bonaerense "pudo aguantar". "De momento podemos decir que nadie se ha quedado sin la atención médica que necesita y que tiene derecho a tener. Fueron seis meses muy duros y donde todo parecía imposible. Y la verdad que es muchísimo lo que pudimos hacer", defendió, al enumerar diversos logros de gestión y reiterar que se hizo la "inversión más grande en salud de la que tenga memoria la provincia".

Al profundizar su mirada sobre la situación de la pandemia, el gobernador dijo que en los 35 municipios del conurbano - la región más crítico, se observó en el último tiempo una "relativa estabilidad de los casos e incluso una leve baja" aunque con un nivel de casos "inmensamente altos". "No se puede considerar un éxito este amesetamiento; el éxito es que los casos bajen", afirmó, y agregó: "No creemos que la solución sea flexibilizar de manera sistemática. Eso lo haremos cuando los casos bajen".

Pese a ello, el gobernador confirmó la vuelta de la obra privada para todo el territorio bonaerense, en el caso de proyectos "pequeños" o de "gran envergadura" en donde haya riesgo de derrumbe por el prolongado tiempo de interrupción de los trabajos. Eso se realizará bajo protocolos específicos y garantizando que las empresas brinden a sus empleados un sistema de transporte privado que evite el uso de colectivos u otro sistema público.

A lo largo de la última semana, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) llevaba adelante en Mar del Plata una "huelga a la japonesa" para reanudar las labores en las obras privadas pese a no tener la habilitación del Gobierno, lo cual generó un fuerte repudio por parte de otros sectores empresarios y sindicales.

Además, al ser consultado por el pedido de los empresarios gastronómicos de reabrir sus puertas para poder subsistir a la crisis, Kicillof no brindó mayores precisiones de plazos pero sostuvo que esa posibilidad se barajará cuando descienda la curva de contagios. "De momento, tenemos una frágil estabilidad en los casos y es un compromiso para la ciudadanía. Si nos cuidamos bien y si bajan los casos, vamos a poder estar en condiciones distintas y a medida que tengamos eso vamos a lograr mayores flexiblizaciones", señaló.  

"Que la situación mejore es producto que nos cuidemos más. Y siempre con protocolos. Quizás podemos avanzar de la era del aislamiento a la era de los protocolos. Hay que tener muy en cuenta que cualquier descuido se paga en vidas", reiteró el gobernador, quien también recordó que en los próximos meses habrá una vacuna disponible que pondrá fin a la pandemia.

Para Kicillof, que el pocentaje general de ocupación de camas en el sistema sanitario sea del 67 por ciento marca que la situación es "realmente delicada". "Yo aspiro a que aparezca la vacuna lo antes posible y creo que esa es la solución que nos va a permitir salir de esto. Mientras tanto, hay que convivir con el virus", concluyó.

 

Compartir
Compartí esta nota