Crisis del coronavirus

19 de Septiembre de 2020 13:43

Por la pandemia, cerraron dos estudios de danza en Mar del Plata y otros analizan reabrir recién en 2021

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Representantes del Movimiento Federal de Danza advirtieron una profunda crisis en el sector y reclamaron gestiones del Municipio. "Necesitamos respuestas para saber cómo nos van a acompañar", señalaron.

"A septiembre no llegamos". Ésa fue la advertencia que había hecho el Movimiento Federal de Danza a mediados de mayo al avizorar la dimensión de la crisis del coronavirus. Y efectivamente, hubo algunos estudios de Mar del Plata que no llegaron a este mes: desde la organización, afirmaron que dos instituciones cerraron sus puertas en forma definitiva y reclamaron acciones del Municipio para que se avance con una reapertura en el corto plazo.

"Creemos que el retroceso de fase tuvo que ver con la falta de compromiso social y la falta de compromiso a nivel municipal de los controles porque no hubo pero nosotros como sector hemos hecho todo lo posible para que las cosas funcionen como corresponden y no tuvimos ningún caso", sostuvo Juliana Lizardo Villafañe, vocera de la entidad conformada por diferentes trabajadores e integrantes de la agrupación Estudios de Arte Unidos MDQ.

Desde marzo hasta esta fecha, la única posibilidad de trabajar que tuvieron los estudios de danza fue a través de una prueba piloto que autorizó por dos semanas la Comisión de Reactivación Económica. "Tuvimos que invertir dinero para cumplir con los protocolos, para comprar termómetros, para adaptar espacios y hoy no lo podemos solventar porque los estudios están cerrados. Nosotros respetamos todo a rajatabla; la prueba había funcionado muy bien", aseguró Villafañe.

En declaraciones a 0223, la representante local de la organización aclaró que la actividad es "consciente de la situación de salud" que atraviesa Mar del Plata, con más de 260 casos diarios de coronavirus desde hace dos semanas consecutivas, pero también mostró preocupación por la respuesta que brindará el Municipio para atender la crisis económica. "Necesitamos saber de qué manera nos van a acompañar en esta situación; con decir 'cierren' no alcanza", señaló.

El paliativo que encontraron muchos profesores fue el de las clases virtuales pero con tantos meses de encierro ya se advierte una baja en la participación de los alumnos. "La gente está dejando de tomar las clases y se entiende porque hay una cuestión emocional difícil de sostener. Hoy lo que necesitamos una mínima apertura, con menos gente o clases individuales o de alguna manera pero los estudios no pueden seguir más cerrados. La situación de emergencia es total", aseveró la bailarina.

La representante del movimiento aseguró que, hasta esta fecha, dos estudios se vieron obligados a cerrar y advirtió el impacto de esta situación para la sociedad: "Estamos dejando que los espacios culturales de danza se diluyan y nos quedemos con menos lugares para la expresión de la sociedad, para construir identidad".

La vocera, además, aseguró que hay distintas instituciones que analizan reabrir sus puertas recién en 2021 ante la compleja situación que afrontan. "Hay muchos que están dentro de clubes, y por más que se apruebe la apertura de la actividad, ellos no pueden volver porque dependen de los clubes. Entonces la mayoría también piensa volver el año que viene y eso genera un montón de gastos ya hechos y otros futuros. Algunos cierran pero quedan con una deuda grandísima", reveló.

Lizardo Villafañe insistió en que las autoridades municipales deben trazar políticas económicas y culturales en el "mediano y largo plazo" que permitan llevar certezas sobre la manera en la cual se sorteará la profunda crisis."Nosotros, en conjunto con el Estado, logramos un montón de cosas a pesar de la pandemia: trabajando junto a la Afip y en breve van a salir cinco nomencladores para monotributistas que van a referir a cinco actividades de la danza".

El Movimiento Federal de Danza también reclamó un apoyo del Gobierno para que "fiscalice" el registro nacional de trabajadores y trabajadoras de la danza que se impulsó meses atrás. "Eso es algo que hicimos nosotros aunque le correspondería al Estado hacerlo. Hoy podemos decir que hay al menos 450 mil personas e nuestro país que hacen danza pero todavía falta registrar mucho más y necesitamos apoyo para que esto sea legitimado y se consigna resultados fehacientes", explicó.

En última instancia, la bailarina destacó las gestiones que se hicieron por parte de la organización para permitir el acceso de 1900 trabajadores del sector a la Beca Sostener Cultura II. "Se consiguió una beca que antes era impensada porque el sector nunca recibe tantas becas. Es algo histórico y gracias a eso hoy muchos tienen para comer", concluyó.