Tandil

27 de Septiembre de 2020 14:34

Coronavirus en Tandil: habilitan una sala intermedia en el hospital Santamarina

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los nuevos equipos que ayudarán en la atención de la salud pública tandilense.

El espacio dispone de ocho camas con equipos que ofrecen atención a los pacientes que tienen insuficiencia respiratoria por Covid-19 pero no necesitan los cuidados de una sala de terapia intensiva.

Se puso en funcionamiento en el hospital Ramón Santamarina de Tandil una sala de servicio de cuidados intermedios que ofrece una nueva opción para el tratamiento de pacientes con coronavirus.

Situada en el área de cardiología, que desde el inicio de la pandemia ya se había adaptado para ofrecer soporte, el nuevo sector cuenta con ocho camas, cuatro equipos completos para terapia con cánula de alto flujo, dispositivos de última generación y máscaras buconasales.

Según destacaron desde el gobierno municipal conducido por Miguel Ángel Lunghi, para algunos de los aparatos la inversión alcanzó los 800 mil pesos gracias al aporte de la Comisión de Damas del Hospital y del Hospital de Niños.

Por otro lado, la Universidad Nacional de Rosario y la Fundación de la Universidad Nacional de Rosario, junto a la empresa Inventu SRL, también aportaron a la causa con la donación de un dispositivo de emergencia respiratoria que será destinado al nuevo Servicio se Cuidados Respiratorios Intermedios del hospital Santamarina.

El médico neumonólogo, Damian Silva, que está a cargo del servicio, brindó algunas precisiones interesantes del alcance del nuevo sector: “Hasta el momento la disponibilidad de camas para cuidados críticos estaba limitada a la Unidad de Terapia Intensiva, que tiene un número definido de camas y de recurso humano. Los pacientes que tienen insuficiencia respiratoria por Covid desarrollan un proceso, en ese proceso puede haber una instancia en la que necesiten cuidados especiales, algún tipo de soporte respiratorio más allá de los convencionales que se dan en una sala general,  pero que todavía no necesitan los cuidados de una sala de terapia intensiva”.

“Se propuso armar está área intermedia  para cubrir esa  necesidad  tanto en el escalonamiento hacia arriba, como en el escalonamiento hacia abaja, es decir cuando el paciente complejo de Terapia Intensiva no está para pasar a la sala, pero tampoco hace falta toda la complejidad de la terapia intensiva”, agregó.

Además detalló que “la intención  es disminuir el requerimiento de camas de terapia intensiva,  porque hay un espacio de respaldo. El recurso humano que se necesita para utilizar estas tecnologías no requiere el mismo entrenamiento que el de terapia intensiva, los sistemas de monitoreo lo mismo, por lo tanto es algo más fácil de implementar que una terapia intensiva”.

“La utilidad se ha demostrado en el mundo con la pandemia y se hizo una experiencia muy positiva en la ciudad de Buenas Aires, que fueron un poco los que nos supervisaron e impulsaron a hacerlo. La intención es replicar esa experiencia, que fue sumamente exitosa, en por supuesto en coordinación con los otros servicios que atienden estos pacientes, que son la guardia, el servicio de clínica y la terapia intensiva”, precisó Silva.

“Para poder implementarlo hubo que adquirir tecnologías nuevas, la más novedosa es la utilización de unos dispositivos de alto flujo, que permiten administrar una cantidad mayor de oxigeno tolerado por el paciente, porque es una cantidad mayor pero caliente y húmedo como se necesita. Eso tiene otras utilidades que hacen que sea un escalón más que la terapia de oxigeno convencional, y que por supuesto no reemplaza a un respirador con intubación orotraqueal con respiración invasiva”, indicó.

Compartir
Compartí esta nota