Matías montín

21 de Enero de 2021 18:08

Por el salvaje ataque a Matías Montín, allanan el boliche Ananá

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Peritos informáticos y de la Policía Científica rastrean el local de Playa Grande tras un pedido de la fiscal Andrea Gómez, quien quedó a cargo de la causa.

A dos días del salvaje ataque que terminó con la internación en terapia intensiva de Matias Montín, la Justicia realiza en la tarde de este jueves un allanamiento en el boliche Ananá para tratar de obtener más elementos de prueba que sirvan para el avance de la investigación.

El procedimiento, que cuenta con el aval de la Justicia de Garantías, lo pidió la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº4, Andrea Gómez, quien quedó en manos de la causa tras el traspaso que había solicitado el fiscal Paulo Cubas.

El allanamiento cuenta con la participación de la propia funcionaria judicial, de un perito informático y de la Policía Científica y a través de este operativo se busca hacer un rastrillaje más intensivo de las instalaciones del boliche de Playa Grande para obtener rastros del delito y otros elementos criminalísticos que ratifiquen la hipótesis de la pesquisa.

Foto: la fiscal Gómez arribó al boliche cerca de las 18.

En principio, el Ministerio Público Fiscal descarta, a pesar de la declaración de los imputados, que hayan sido los amigos de Matías Montín los que originaron la pelea y sostiene que quienes promovieron la disputa fueron Gabriel Galvano, Andrés Bracamone y Matías Belloso.

Con esa línea investigativa, durante el allanamiento los peritos analizarán las cámaras de seguridad y otros aspectos del local nocturno que se encuentra clausurado desde el miércoles. "Hay que tratar de despejar todas las dudas que puedan surgir hasta el momento", resumió una fuente judicial a 0223.

La causa está caratulada por el delito de "lesiones graves en ocasión de riña" y por eso quedó en manos de Gómez, al tener en cuenta que la gravedad de la calificación del hecho excede el alcance de la Unidad de Resolución de Conflictos Tempranos que encabeza Cubas.

Por estas horas, Galvano y Bracamone siguen detenidos en la cárcel de Batán mientras que Belloso está libre por haberse presentado voluntariamente a la Justicia local. Lo que todavía deben resolver las autoridades judiciales son los pedidos de excarcelación que formuló la defensa de Galvano y Bracamonte y la petición de Ignacio Trimarco, el abogado de la familia de la víctima, de cambiar la carátula a "tentativa de homicidio".

 

Compartir
Compartí esta nota