Pinamar

3 de Enero de 2021 23:05

Caos por aglomeraciones en Pinamar: reforzarán la presencia policial en las playas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Luego de lo ocurrido en Navidad, durante este fin de semana largo por año nuevo las fuerzas de seguridad debieron dispersar a grupos de jóvenes que se reunían sin protocolo alguno en la playa.

La postal nocturna de los festejos callejeros en la noche de Navidad en Pinamar pareció ser un aviso de lo que sucedería siete días después. Y ahora en el marco del fin de semana largo por año nuevo, otra vez los jóvenes fueron los protagonistas.

Durante las últimas horas hubo varias intervenciones de la policía bonaerense en la comuna pinamarense que tuvieron por objetivo dispersar a cientos de jóvenes que decidieron reunirse sin protocolos ni distanciamiento social. 

A lo largo de las primeras horas del lunes 1 de enero la policía había desarrollado un fuerte operativo de despliegue en la costanera a fin de evitar aglomeraciones en las celebraciones por la llegada del 2021, sin embargo, la problemática luego se trasladó a las horas de día y en plena playa.

La situación más evidente se dio en uno de los paradores más conocidos de Pinamar, el balneario "Boutique Club de Mar", situado cerca del muelle de la ciudad, donde cientos de jóvenes y adolescentes se concentraron con heladeras de playas y parlantes, sin respetar las recomendaciones sanitarias por el coronavirus.

Luego de que el operativo policial generara algunas corridas y situaciones de caos, desde la comuna pinamarense se decidió disponer la presencia permanente de fuerzas de seguridad en el lugar.

Según confirmó en diálogo con Télam el secretario de Seguridad de Pinamar, Lucas Ventoso, los miembros de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) del Operativo Sol estarán en los lugares más necesarios "para evitar concentraciones y con un rol casi pedagógico de las fuerzas especiales".

"Está claro que los jóvenes no hacen caso al distanciamiento. Se juntan, y lo que se vio fue la presencia de este grupo especial UTOI, que entra a disipar la concentración de los chicos, sin detener a nadie, solo disipar", explicó Ventoso sobre lo sucedido.

"Es lo único que podemos hacer, porque una vez que se abre la temporada, pedirle a los jóvenes que no bajen a la playa es imposible. Y por otro lado, también al no permitir un lugar de esparcimiento y recreación habilitados, el problema es que la gente termina por ir a lugares clandestinos", subrayó el secretario del gobierno de Martín Yeza. 

Compartir
Compartí esta nota