Redrado: "Nunca hablé con Guzmán pero me gustaría debatir con él"

Mano a mano con 0223, el economista lamentó las demoras en el cierre de la negociación con el FMI y pidió no cerrar un acuerdo "a la Washington". No rechazó la posibilidad de asumir como ministro pero sostuvo que hay que "priorizar proyectos y no nombres".

El expresidente del Bcra descartó una hiperinflación a corto plazo. Fotos: 0223.

19 de Noviembre de 2021 23:30

Por Redacción 0223

PARA 0223

Si hay algo que evidenció el coloquio de política, economía y real estate que este viernes se desarrolló en Mar del Plata con la presencia de 300 empresarios del país es la ilusión que despierta la figura de Martín Redrado en el sector privado a la hora de pensar un posible sucesor de Martín Guzmán, el actual ministro de Economía que ya carga en su espalda con numerosos cuestionamientos y que desde el año pasado sigue sin poder cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar la devolución del préstamo por cerca de US$45.000 millones.

Gran parte del empresariado ve en el expresidente del Banco Central de la República Argentina (Bcra) al hombre con capacidad suficiente para conducir los destinos económicos del país en un contexto de crisis inédita, después de lo que fue el coletazo mundial e inesperado de la pandemia del coronavirus. Lo avala a Redrado la experiencia en gestión, su flamante plan económico de "cinco puntos" con el que garantiza crecimiento y estabilidad para Argentina en los próximos años, y hasta la afinidad con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Sin embargo, el autor de "Argentina primero" se muestra cauto con la expectativa de un eventual desembarco al Gobierno y pide "priorizar proyectos" por sobre nombres. "Primero hablemos del proyecto, después de las leyes, y después, en definitiva, quién lo termina implementando puede ser una anécdota", responde, en los pasillos del exclusivo hotel Sheraton, durante un mano a mano que le concede a 0223.

Foto 0223: Redrado sumó críticas por las demoras en el cierre de la negociación con el FMI y exigió no acordar un programa "a la Washington".

Y a pesar de que se reconoce como fuente de consulta constante de distintos referentes de la oposición y del mismo oficialismo, el economista asegura que nunca habló con el ministro Guzmán pero se muestra dispuesto y con ganas de acordar un encuentro entre ambos para "debatir" sobre el futuro económico del país. "Soy un economista que me gusta debatir y siempre estoy dispuesto a poder contribuir", garantiza.

-¿Cómo se ha sentido en este coloquio? ¿Cómo lo trató Mar del Plata?

-Siempre muy bien. Vengo a Mar del Plata desde chico. Mi padre era fanático de Mar del Plata así que siempre alquilábamos casa en enero. Es un gusto poder volver a pesar de que esta es una visita corta.

-Hace años que no lo veíamos por acá…

-Sí, es verdad. La última vez vine en 2018 al Coloquio de Idea, y también me tocó exponer en este mismo hotel. Pero bueno, ayer también pude comer en el Puerto, que es un lugar tradicional, por lo que pude disfrutar un poco de la ciudad.

-En este coloquio, varios empresarios ya hicieron explícito su pedido para que usted se haga cargo del Ministerio de Economía, ¿cómo recibe esa confianza que le da del sector privado?

-En un momento tan crítico que tiene la Argentina, hay que dejar de lado los personalismos. Es importante que cada uno pueda expresar qué es lo que necesita la Argentina. Mi visión es que la Argentina necesita un programa económico para estabilizar la economía y crecer, y por eso llamo a un programa de estabilización y crecimiento, y también necesita de un equipo económico homogéneo que tenga la capacidad de implementarlo y de leyes que respalden la política económica. Hablamos de cinco leyes, en materia fiscal, monetaria, en lo que yo llamo una revolución y modernización impositiva y exportadora con incentivos y estímulos, y en infraestructura. Esto es lo que necesita la Argentina.

-Está bien, ¿pero está dispuesto a ser ministro o no?

-Primero hablemos del proyecto, después de las leyes, y después, en definitiva, quién lo termina implementando puede ser una anécdota. Lo importante es poder debatir qué es lo que necesita la Argentina sin pensar en los nombres porque si ponemos los nombres por delante del proyecto me parece que nos estamos equivocando. Justamente, a partir del libro que publiqué ya hace unos meses, una de las ideas fuerza en la que hago hincapié es "Argentina primero", es decir, pensar primero en la Argentina y después en las personas.

-La falta de un plan económico es lo que precisamente se le reprocha al ministro Guzmán y a Alberto Fernández, ¿qué ve hacia adelante en esta “segunda etapa” de Gobierno después de lo que fueron las legislativas?

-Hay una expectativa puesta en la presentación de una ley en los próximos días, una ley que en definitiva por los lineamientos que conocemos va a dar un sendero presupuestario y financiero para la Argentina en los próximos años, así que esperemos que no se quede no solo en eso sino que también plantee un programa de crecimiento hacia adelante. La oportunidad está, y también la necesidad de negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Entiendo que los próximos tres meses serán claves para determinar la suerte de la economía argentina.

-Usted dice tres meses pero Guzmán ya dijo que busca cerrar con el FMI antes de marzo del 2022, ¿es muy tarde?

-A todos nos hubiera gustado que se hubiera cerrado antes el acuerdo. Pero insisto en que no tiene que ser un programa a la Washington, sino que sea un programa hecho en Argentina y por argentinos. Argentina tiene una larga historia de fracasos en los programas con el FMI y yo creo que la línea conductora ha tenido que ver con la falta de un programa hecho en Argentina y por argentinos. Hubiera sido importante cerrarlo después de la negociación con los acreedores privados que se tuvo el año pasado pero los tiempos se han ido demorando. Es cierto que los tiempos son importantes pero creo que también lo importante es el contenido, y sobre todo a la hora de pensar vectores sobre cómo se estabiliza la economía y cómo la hacemos crecer de manera sostenida.

-Usted mismo dijo en este coloquio que es interlocutor de distintos sectores políticos y hasta del Gobierno, ¿volvió a hablar con Cristina Kirchner esta semana, después de las elecciones del domingo?

-No. No he hablado con nadie. Solo con el sector privado, como lo hice en este coloquio.

-¿Y con el ministro Guzmán pudo hablar últimamente?

-Nunca he hablado con el ministro. He hablado con otros ministros del Poder Ejecutivo pero con Guzmán no lo he hecho.

-¿Le gustaría tener una charla con Guzmán?

-Yo siempre estoy dispuesto a intercambiar ideas. Soy un economista que me gusta debatir y siempre estoy dispuesto a poder contribuir.

-¿Y qué le diría?

-Le diría lo que digo siempre: Argentina necesita un plan de estabilización y crecimiento, y hay que ponerlo en marcha.

Coyuntura económica: cinco definiciones

Foto 0223: Redrado descartó una "hiper" en el corto plazo y abogó por un Estado que brinde "estímulos" certeros a la economía.

En su intervención en el coloquio organizado por Greco Group, Martín Redrado no solo ahondó en las proyecciones de su plan de crecimiento para Argentina en los próximos años sino que también brindó algunas definiciones económicas sobre la coyuntura actual, al ser interpelado por los empresarios en el auditorio.

  • ¿Hiperinflación?: “La inflación sube escalón por escalón. Para que haya hiperinflación, debe haber huida del dinero y eso no se ve en estos momentos. Ustedes me dirán que eso pasa porque la económica esta encepada pero es clave que no haya huida del peso, y por eso entiendo que no va a haber un escenario de hiperinflación como tuvo en otros momentos de su historia el país.

 

  • Desideologizar la economía: “Yo desideologizo la política económica. Yo creo en un Estado que funcione liberando el campo de juego y danto determinados estímulos para el crecimiento. Yo no creo que las cosas ocurran solas porque tienen que ocurrir. No hay que plantearse ideologías sino qué funciona y qué no”.

 

  • Hombre de estímulos: “En economía podemos ver dos frentes: estamos aquellos que creemos en los estímulos y están los que creen en la represión. Y lo cierto es que los problemas cambiarios y de inversión se resuelven con estímulos”.

 

  • ¿Radicalización de la política económica nacional?: “Mi impresión es que eso no puede ocurrir. Y si el Gobierno llega a optar por una radicalización, con más controles y restricciones, la respuesta es simple: no hay plata. Sería un camino de muy corto plazo. Necesitamos pensar en un programa económico no solo para flotar hacia el 2023”.

 

  • Aprovechar la Big Data como desafío de futuro: “El desafío del sector privado es mirar a los consumidores para ver cómo venderles y para eso hay que utilizar la Big Data. Hay que aprovechar la digitalización de las activos que generó la pandemia porque con el uso de esos datos disponibles uno puede saber dónde está el consumidor, qué gasta, cómo gasta, y segmentar con mucha mayor precisión y eficacia el mercado”.

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook