Thanksgiving: la celebración que paraliza a los estadounidenses

Conocida en habla hispana como Día de Acción de Gracias, la fiesta familiar es el reflejo de la identidad de la potencia del norte.

El primer Thaksgiving se celebró en 1621

25 de Noviembre de 2021 12:24

Por Redacción 0223

PARA 0223

El Thanksgiving (o Día de Acción de Gracias) es una fiesta familiar que equipara a la Navidad y marca el comienzo de la temporada de compras de fin de año ya que al día siguiente, Black Friday (Viernes Negro) se presentan las famosas ofertas que causan avalanchas en las tiendas comerciales.

Pero, yendo a la historia de la celebración, es la fecha en que los primeros europeos en el territorio americano, los colonos, agradecían los dones recibidos. La mayor parte de las veces el objeto de gratitud era una buena cosecha, pero también había circunstancias menos idílicas para celebrar, como la paz tras una batalla con los indígenas locales.

Durante la Cena de Acción de Gracias, los estadounidenses se reúnen en familia para comer pavo horneado con un relleno de pan de maíz y hierbas, aderezado con salsa de arándanos y acompañado de legumbres, boniato y puré. Sidra de manzana caliente con especias es la bebida tradicional, y el postre, pastel de calabaza y pastel de nueces.

Una celebración con 400 años de historia

La historia cuenta que los llegados en el Mayflower a Massachusetts compartieron con los nativos Wampanoag el primer Día de Acción de Gracias en 1621, como una forma de celebrar a la vez el entendimiento de los dos grupos, que llevaba ya siete meses, y una buena cosecha: la primera para un grupo de europeos que el año anterior, tras llegar al continente sin preparación o víveres para el invierno, habían recurrido al robo de maíz de las tumbas y los almacenes de los aborígenes.

Uno de los peregrinos, Edward Winslow, escribió que fue una fiesta en la que participaron el cacique Massasoit con unos 90 hombres, “a quienes entretuvimos y dimos banquetes durante tres días”. Ese documento, publicado en 1941, demostró que había poco de oraciones y ayuno en la Acción de Gracias, como se creía antes.

Sin embargo, algunos historiadores discuten que la celebración original haya sido en el norte, en el siglo XVII y con los peregrinos: la atribuyen a los colonos españoles en la Florida, que en 1565 dieron gracias en una celebración donde hoy está San Agustín. Otros hablan de los españoles en Texas, en 1598.

Aquella paz de siete meses con los Wampanoag duraría 50 años. Y tuvo menos que ver con la intención de los locales de llevarse bien con los blancos recién llegados (que, sin semillas propias ni conocimiento de pesca, parecían desvalidos) que con la necesidad de fortalecer su posición, debilitada por una epidemia que casi los diezmó, frente a sus rivales de la tribu Narragansett. Lo cierto es que la fiesta que compartieron peregrinos y aborígenes se dio a conocer, y en 1623, con la promoción del gobernador William Bradford, se formalizó como tradición.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook