Mar del plata

6 de Marzo de 2021 15:59

Aseguran que en Mar del Plata no hubo grandes pérdidas por el congelamiento de precios en alquileres

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde el Colegio de Martilleros aseguran que los propietarios de viviendas y locales de alquiler no sufrieron grandes pérdidas en Mar del Plata por el congelamiento de precios dispuesto por el Gobierno Nacional como paliativo para afrontar la crisis generada por la pandemia. 

El Gobierno Nacional decidió levantar el congelamiento de precios para los alquileres y la medida generó diversas opiniones. Mientras los inquilinos aseguran que la medida promueve desalojos, desde el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata indicaron que la medida era necesaria pese a que en la ciudad no se hayan registrado grandes pérdidas.

"Estamos conformes con la decisión, como en su momento estuvimos de acuerdo con la prórroga del congelamiento en el valor de los alquileres", aseguró en diálogo con 0223 Radio Miguel Ángel Donsini, titular del mencionado Colegio.

Según el Martillero, e4n Mar del Plata hay cerca de 60 mil propiedades en alquiler y, durante la pandemia los propietarios llegaron un acuerdo con los inquilinos por lo que no se registraron grandes pérdidas para los locadores.

"Se que es complicado con los inquilinos pero era necesario este descongelamiento y creo que cuando comenzamos a hablar, los propietarios ceden", dijo Donsini al tiempo que aseguró que en la ciudad, la pérdida económica por el congelamiento de precios, "no fue grande"

Por su parte, el representante de "Inquilines Mar del Plata", Sebastián Oliver aseguró que con esta medida, los inquilinos quedaron "al borde de la calle".

En base a este panorama, desde el colectivo marplatense que defiende los derechos de los locatarios adhirieron al reclamo de distintas organizaciones de todo el país, que exigen la extensión del DNU 320/2020 que contempla el congelamiento de los alquileres por los próximos dos años en pos de cuidar el bolsillo de los inquilinos.

 

Compartir
Compartí esta nota