Buenos aires

14 de Abril de 2021 19:06

Canal de Magdalena: “Se trata de un asunto estratégico”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La reunión de los legisladores bonaerenses del Frente de Todos por el futuro del canal de Magdalena.

El jefe del bloque de senadores provinciales del Frente de Todos, Gervasio Bozzano, participó del primer encuentro de trabajo de los legisladores del oficialismo para abordar la necesidad de construir el canal que conecte el río Paraná con el océano Atlántico.

Los bloques de legisladores bonaerenses del Frente de Todos mantuvieron una reunión de trabajo con el objetivo de analizar la importancia estratégica que tendrá la construcción del canal Magdalena, una obra fundamental para el porvenir del comercio provincial y nacional.

De la misma participaron el jefe del bloque de senadores y senadores provinciales del Frente de Todos, Gervasio Bozzano, el delegado argentino ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru), Hernán Orduna; el secretario de Interior del Ministerio del Interior de la Nación, José Lepere; y el director General de Planificación Estratégica del Senado provincial, Juan Manuel Pignocco.

Al hacer uso de la palabra Bozzano reflejó lo trascendental que resultará el proyecto y dejó en claro el apoyo irrestricto que existe en la Legislatura bonaerense para lograr la concreción de la obra: “Para nosotros es un tema muy importante, ya que se trata de un asunto estratégico tanto para la provincia de Buenos Aires como para la Argentina toda. Nuestros bloques de diputados y diputadas y de senadores y senadoras están para acompañar y para dar un total apoyo político a esta iniciativa fundamental”, expresó el dirigente oficialista.

Por su parte y sobre el pasado del proyecto, José Lepere recordó que fue “durante el gobierno de la expresidenta Cristina Fernández cuando se lograron enormes avances en relación a la construcción del canal Magdalena” y, en ese sentido, sentenció: “El macrismo representó una clara involución en el área”.

En esa línea Lepere reconoció que “si bien el actual vencimiento de la concesión de la hidrovía reactualizó el debate necesario sobre el canal” aclaró que la obra “tiene peso propio, ya que se trata de una cuestión estratégica que implica ganar soberanía”.

“Actualmente para conectar el río Paraná –la principal vía navegable argentina- con el océano, tenemos que pasar por aguas del Uruguay”, explicó el secretario del Ministerio del Interior de la Nación respecto a las limitaciones existentes que serían finalmente zanjadas.

En ese sentido Lepere celebró “la creación de la Unidad Ejecutora para avanzar en la construcción del canal” y, a continuación, destacó: “Estamos a las puertas de poder avanzar con un proyecto estratégico para nuestro país y de hacerlo con una mirada profesional y con vocación nacional”.

A su turno el referente de la Comisión Administradora del Río Uruguay, Hernán Orduna, enfatizó que el canal Magdalena representará “un beneficio para todos los puertos marítimos argentinos” y resaltó que la obra “se adapta a las nuevas dinámicas del comercio internacional, que exigían reforzar la logística en este sector”.

“La Argentina se libera de la dependencia de otro país para el ingreso y el egreso de buques a los puertos fluviales, y eso es muy importante, es una gran ventaja geopolítica”, ahondó el funcionario.

Orduna subrayó varios beneficios a tener en cuenta: “Se trata de un canal de doble vía, en el que pueden moverse dos buques a la vez, lo que le da más seguridad a la navegación e implica un menor tiempo de espera de los barcos en la zona de fondeo”, explicó en primera instancia.

Posteriormente detalló que el canal “tendrá menores volúmenes de dragado y mantenimiento, lo que significa menos gastos y menos costo” y por último indicó que otro de los ejes centrales de la obra es que a partir del canal, “muchas de las actividades que hoy se desarrollan en el Uruguay pasarán a desarrollarse en la costa bonaerense, lo que implicaría para nuestro país una ganancia de 150 millones de dólares por año”.

Finalmente el funcionario destacó que tanto el estudio de impacto ambiental como el estudio hidrosedimentológico arrojaron que “no hay ninguna objeción ambiental” para abrir el canal y aseguró que “el llamado a licitación incluye una serie de condiciones ambientales muy rigurosas”.

A modo de cierre, Orduna advirtió que el presupuesto nacional contiene la partida para realizar la obra del Canal Magdalena durante los próximos años y especificó que “con lo que está presupuestado alcanza satisfactoriamente” para llevarla adelante.