Patrimonio histórico

9 de Mayo de 2021 19:32

Alertan por el aumento de hechos vandálicos sobre el patrimonio histórico municipal

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Antes de la pandemia solo se registraban entre cinco y siete acontecimientos por año, mientras que ahora hay denuncias por robos y daños todas las semanas. "Los números variaron exponencialmente", advirtieron.

La tendencia en la caída de hechos de vandalismo sobre esculturas y piezas del patrimonio histórico municipal de Mar del Plata se revirtió en 2021 a pesar del constante trabajo de revalorización de los distintos monumentos que realiza desde hace años la Dirección de Restauración de Monumentos de la Municipalidad de General Pueyrredon.

"Se están registrando hechos de vandalismo en las ciudades más importantes de Argentina. Nosotros teníamos entre cinco y siete hechos de vandalismo al año, que era muy poco, gracias al trabajo de difusión de la importancia histórica. A partir de la pandemia, estos números variaron exponencialmente y lamentablemente no somos ajenos a lo que pasa en otros lados", alertó Costanza Addiechi, titular de la dependencia municipal.

En declaraciones a Dixit por 0223 Radio, la directora de Restauración de Monumentos lamentó la situación y se mostró reacia a "naturalizarlo". "Después nos quejamos que no podemos tener una ciudad más cuidada. Tenemos que cuidar entre todos nuestro patrimonio", exclamó.

La funcionaria subrayó que todas las semanas se ocupa de "neutralizar estos hechos", lo que la obliga a aplazar sus tareas centrales al frente de la dirección que conduce. "Todos los trabajos que planteamos para mejorar la ciudad se ven demorados ante este tipo de situaciones desafortunadas para la historia de Mar del Plata. Dañando no mejoramos nada", razonó.

A fines de la semana pasada, el Municipio radicó una denuncia penal en la comisaría primera por el robo de "Sirena", una escultura que se robaron de la fuente que está emplazada en la Plaza San Martín, frente al Palacio comunal. Se trata de una pieza de hierro fundido proveniente de la fundación Val D'Osne que llegó de París en 1909 y forma parte del patrimonio histórico municipal desde 2016.

"No tiene ningún valor para los que se la llevaron y uno inmenso dentro de la historia de la ciudad. Es única y es de todos y quizás juntos podemos hacer que la devuelvan. No van a poder venderla porque se realizó una denuncia penal y tampoco tiene valor su material", había reclamado a través de sus redes sociales.