Judiciales

14 de Junio de 2021 15:53

Un celular, cigarrillos, plata y un fernet: el botín por el que lo condenaron a cuatro años de prisión

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El acuerdo se validó en Tribunales.

Pablo Castillo cometió dos robos entre febrero y abril del año pasado. La pena se impuso tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado.

Un hombre que en menos de dos meses asaltó un kiosco y un almacén tras amenazar a las empleadas con un arma de fuego fue condenado a cuatro años de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4. En la misma sentencia declararon a Pablo Castillo reincidente.

El primero de los hechos incorporados al acuerdo por el fiscal Fernando Berlingeri y la defensa del hombre de 36 años ocurrió la tarde del 14 de febrero del año pasado cuando Castillo ingresó a un kiosco ubicado en la avenida Libertad al 5300 y tras amenazar a la empleada con un arma de fuego le robó el celular y 3500 pesos.

La tarde del 2 de abril de 2020 Castillo aprovechó la merma en el tránsito peatonal y vehicular provocada por el aislamiento social obligatorio e ingresó a un almacén en Beruti al 9100 donde amenazó a la empleada y tras exhibir un arma de fuego le dijo que le diera todo lo que tuviera.

La víctima recordó que Castillo le permitió el ingreso a un cómplice y que debió entregarle los 700 pesos que tenía de cambio, todos los cigarrillos que había a la venta y una botella de Fernet.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 el juez Gustavo Fissore dio por probada la intervención de Castillo en ambos hechos, descartó cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y atenuantes. En cuanto a los agravantes consideró la elección de tipos de comercios que permiten una  ventaja para acceder a su interior y que las dos víctimas eran mujeres “lo que generó una ventaja natural al momento de intimidarlas".

El magistrado consideró a Pablo Sebastián Castillo autor penalmente responsable del delito de robo agravado por el empleo de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no se ha probado y coautor del delito de robo agravado por el empleo de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no se ha probado, ambos en concurso material,  a la pena de cuatro años de prisión.

El sujeto, que fue declarado reincidente, seguirá alojado en la Unidad Penal 15 de Batán.

Compartir
Compartí esta nota