Ezequiel guasone

2 de Agosto de 2021 18:39

“Soy inocente, no tengo nada que ver”: declaró el acusado de matar a Ezequiel Guasone

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Aguerrido le alquilaba el local a Guasone.

Ricardo Aguerrido declaró por casi seis horas en Tribunales. Aportará testigos, documentación, audios y aceptó que le saquen sangre para periciar.

Dos días después de su detención el acusado de matar al comerciante Ezequiel Guasone declaró este lunes por casi seis horas en Tribunales, negó tener algo que ver con el homicidio, aceptó que le saquen sangre para periciar y ofreció testigos, documentación y audios para incorporar al expediente.

Ricardo Aguerrido fue trasladado desde la Unidad Penal 44 de Batán al octavo piso de Tribunales y tras entrevistarse con el abogado César Sivo se sentó frente a la fiscal Romina Díaz y la Jueza de Garantías Rosa Frende para dar su versión de los hechos.

“Estoy tranquilo, soy inocente, no tengo nada que ver con lo que pasó” fue lo primero que dijo el hombre de 53 años que explicó la relación comercial que mantenía con la víctima.

Tras negar cualquier tipo de vinculación con el homicidio, el imputado explicó que Guasone le debía cerca de 20 mil dólares y que le firmó varios pagarés para afrontar los pagos de manera escalonada. Antes de ese compromiso, allegados de la víctima le habían comprado el fondo de comercio, por lo que Aguerrido sostuvo que estaba tranquilo porque había empezado a cobrar el dinero que le adeudaban.

El abogado Sivo le confirmó a 0223 que incorporarán al expediente los documentos firmados por Guasone junto a varios testigos y mensajes de audios en los que se evidencia que la relación entre ambos había mejorado a partir del acuerdo en el pago de la deuda. “Aguerrido puede explicar dónde estuvo todos los días, qué hizo y quién lo acompañó”, agregó.

Para el defensor la hipótesis de que su cliente lo mató por una deuda es forzada y además no tiene sentido ya que se había comenzado a regularizar con la venta del fondo de comercio y la firma de los pagarés. “Incluso en esos documentos Guasone reconoció como deuda el tiempo en que el local estuvo cerrado por cuestiones ajenas a mi defendido”,  explicó.

Luego de responder las consultas de la fiscal y la Jueza de Garantías, Aguerrido fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán mientras aguarda la realización de nuevas medidas. En tal sentido se encuentra demorado el análisis de su celular –la medida tiene fecha para el mes de septiembre- y un estudio para intentar obtener muestras de ADN de la soga con la que el empresario apareció ahorcado.

“Nosotros pedimos que se aceleren los trámites periciales, Aguerrido aceptó sacarse sangre para cualquier tipo de cotejo y pidió que revisen todas sus llamadas y movimientos”, agregó.

Otras fuentes judiciales consultadas por este medio señalaron que la primera revisión de imágenes en cámaras de la municipalidad y privadas no aportó dato de interés alguno para la causa.

Compartir
Compartí esta nota