Trabajo

27 de Agosto de 2021 18:54

Taxistas aseguran que quedan puestos vacantes y preparan cursos con salida laboral con vistas al verano

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo anticiparon dirigentes del Sindicato Único de Peones de Taxi. Las capacitaciones se llevarán adelante junto al Municipio. "Hace dos meses que el trabajo viene repuntando", resaltaron.  

Desde el Sindicato Único de Peones de Taxi (Supetax) reconocieron que harán falta más choferes cubrir el servicio de transporte urbano en Mar del Plata durante la temporada por lo que anticiparon que en los próximos meses se realizarán cursos con salida laboral para cubrir los puestos vacantes.

Al mencionar el impacto que tuvo la pandemia del coronavirus, el secretario general del gremio, Donato Cirone, dijo que "muchos choferes se han reinventado y dedicaron a otras cuestiones", por lo que también "se está viendo que han quedado algunos puestos vacantes".

El dirigente dijo que está previsto impulsar una serie de cursos junto con el Gobierno de Guillermo Montenegro para poder capacitar a las personas interesadas y garantizar una salida laboral en el corto plazo. "Se van a necesitar choferes. La temporada ya está muy pronto y tenemos que prever esta situación", sostuvo.

En declaraciones a 0223, el sindicalista destacó que la demanda de viajes "viene repuntando desde hace dos meses" después de que el sector acusara una caída constante en la actividad como consecuencia de los meses más duros del Covid-19.

"Hoy no hay excusa para no blanquear a un chofer"

Cirone, de todos modos, advirtió que algunos titulares de licencias decidieron "negrear" a sus conductores para evitar pagar las cargas sociales por el contexto de crisis. "En algunos casos prescindieron de su trabajo pero en otros solo los dieron de baja del blanqueo. No es que tenemos menos afiliados porque no trabajan más", aseguró.

El titular de Supetax afirmó que se llevan adelante relevamientos con los ministerios de Trabajo de la Nación y la Provincia para que todos los choferes estén en el marco de la ley. "Si es necesario, vamos a dar intervención a la Afip para que se hagan los controles que hagan falta", remarcó.

"Somos conscientes de la situación difícil que se está viviendo pero también hay que tener en cuenta que la actividad ya está levantando y que no tienen excusa para no darle el alta al trabajador. Si siguen con esta conducta, van a tener que pagar las multas cuando se detecte la anormalidad", avisó el referente gremial.

Cirone, además, defendió el pedido de ajuste de más del 50% que se presentó este miércoles y no solo pidió tener en cuenta el impacto de la inflación sino los costos que implican la reparación de los vehículos que se utilizan para brindar el servicio de taxi. "Los repuestos se fueron todos a precio dólar, y ni hablar de la amortización del capital. Todo eso se contempló en el estudio de costos", aclaró.

De aprobarse en el Concejo Deliberante tal como está pedido, el primer aumento tarifario en el sector se aplicaría entre septiembre y octubre: allí, la bajada de bandera pasaría a un valor de 120 pesos mientras que el costo de la ficha sería de 8 pesos cada 160 metros de recorrido de viaje.

Y el segundo y último incremento, que regiría desde mediados de diciembre, llevaría la bajada de bandera a 150 pesos, con un valor de ficha de 10 pesos cada 160 metros de recorrido. De esa manera, el ajuste total en la tarifa sería de más del 53 por ciento.