Se metió en una pelea para defender a su hermana y lo mataron a golpes

El ataque ocurrió el viernes en un bar del partido bonaerense de Pilar y la víctima, un joven de 22 años, agonizó hasta este domingo, cuando finalmente falleció. Otro sujeto de la misma edad quedó detenido, acusado de ser quien le arrojó la piedra que le provocó un daño irreversible.

Braian Nahuel Coitiño (22) murió este domingo a la tarde, dos días después de que fuera atacado a piedrazos por un grupo de cinco jóvenes.

17 de Enero de 2022 11:12

Por Redacción 0223

PARA 0223

Un joven de 22 años, identificado como Braian Nahuel Coitiño, murió este domingo luego de poco más de 48 horas de agonía, producto de una brutal golpiza que había recibido el viernes pasado, cuando intervino en una pelea para defender a su hermana.

La trifulca tuvo lugar a la salida de un bar del partido bonaerense de Pilar y la policía detuvo a un sujeto, que ahora se encuentra detenido por homicidio doblemente agravado por cometerse con premeditación y alevosía y con la participación de más de dos personas.

Fuentes judiciales precisaron que el hecho ocurrió en horas de la mañana del viernes en la calle Las Magnolias al 800, de esa localidad del norte del Gran Buenos Aires. Allí, dos mujeres y tres hombres a bordo de un Ford Focus color gris interceptaron a dos hermanos identificados como Paula, de 19 años, y Braian Nahuel Coitiño, de 22.

En ese momento, y por causas que aún se investigan, comenzó una pelea entre Paula y otra mujer. Sin dudarlo, Braian salió en defensa de su hermana y fue entonces cuando recibió golpes y pedradas de parte del grupo. Hasta que un piedrazo en la cabeza lo dejó inconsciente en el suelo, situación ante la cual los cinco atacantes se dieron a la fuga.

El joven herido fue llevado al hospital Cirilo Sanguinetti de Pilar con un politraumatismo de cráneo y falleció el domingo por la tarde producto de la gravedad de las lesiones.

A partir del análisis de las cámaras de seguridad de la zona y de testimonios, el fiscal Gonzalo Agüero ordenó un allanamiento de urgencia en una vivienda de la calle San Javier al 1100, de la localidad de Garín, en el partido de Escobar. En el lugar se halló el Ford Focus en el que se movilizaban los agresores y en el interior del vehículo se encontró documentación del presunto conductor, identificado como Lucas Castillo, de 22 años, quien no se encontraba en el domicilio al momento del procedimiento.

Dentro del auto también se secuestró un pantalón de jean azul, una remera del mismo color y un par de zapatillas negras, utilizadas al momento del hecho por uno de los agresores.

Personal policial tomó conocimiento de que Castillo se encontraba en su lugar de trabajo, una empresa de logística ubicada en Garín, donde fue aprehendido y quedó acusado de ser quien arrojó la piedra que mató a Coitiño. Además, se le secuestró el celular para ser peritado.

Ahora, el fiscal sigue adelante con la investigación para dar con el resto de los coautores del hecho y determinar qué participación tuvo cada uno. Castillo será indagado por el delito de homicidio doblemente agravado por cometerse con premeditación y alevosía y con la participación de más de dos personas.

Comentarios de usuarios de Facebook