Despido a embarazada: el hotel desmintió acusaciones y demandará al gremio por un acampe

Afirman que la mujer cesanteada era personal extra y desconocían su estado de gravidez. Sostienen que los pasajeros se quejan por el ruido y abandonan las instalaciones. Fuerte denuncia a Pablo Santín.

Dese el hotel reclaman que por el ruidoso acampe, los pasajeros se van. Foto: 0223

27 de Enero de 2022 10:49

Por Redacción 0223

PARA 0223

Autoridades del Hotel República, que en las últimas horas fue escrachado por integrantes de la Uthgra Mar del Plata por despedir a una mujer que estaba embarazada, desmintieron las acusaciones y anunciaron que demandarán penalmente al gremio por daños y prejuicios, ya que desde hace 24 horas un acampe impide descansar a los pasajeros, que se quejan de los incesantes ruidos de bombos, trompetas y platillos.

“Desmentimos los dichos del gremio porque la camarera era personal extra y nadie del hotel sabía que ella estaba embarazada. Imagínese que el 70% del personal son mujeres y nunca hubo ni un despido por eso. Esta mujer era reemplazo de una empleada que se reincorporó tras la pandemia. Y si tuvieran razón, estas cosas se discuten en la justicia laboral: una cosa es una demanda y otra la presión y coacción que están haciendo”, expresó con malestar Eduardo Palena, propietario del Hotel República y vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera de Mar del Plata.

En declaraciones a 0223, Palena adelantó que realizará una demanda penal contra el sindicato hotelero gastronómico por daños y prejuicios. “Hace ya un día y medio que están acampando sobre la dársena del hotel y no dejan bajar a los pasajeros ni tampoco los dejan dormir, porque le dan al bombo a toda hora. Se me está yendo la gente del hotel. Esto no me parece que sea una forma de trabajar”, cuestionó.

La ruidosa protesta frente al hotel genera la queja de los pasajeros. Foto:0223

“A pesar de esta protesta, al hotel no llegó ninguna carta documento. Cuando Pablo Santín asumió la nueva conducción del gremio, él nos aclaró que no era un tirabomba e iba a propiciar el diálogo pero cuando el hotel se quiso comunicar con él, no atendió. Entonces, es un mentiroso, un traidor y un patotero”, esgrimió Palena.

Por último, pidió con énfasis a que el poder político y judicial defienda a los empresarios en plena temporada. “Me gustaría que los concejales, que tanto bregan por una ciudad turística, que nos ayuden. Pero especialmente hago un pedido a los fiscales, que no sean pasivos. No queremos una Mar del Plata con bombos y platillos piquetero”, concluyó.

Comentarios de usuarios de Facebook