Lo condenaron por violar de una nena durante años y siete meses después el mismo tribunal lo sobreseyó | 0223

Lo condenaron por violar de una nena durante años y siete meses después el mismo tribunal lo sobreseyó

Heriberto Oscar Litz está en la libertad tras haber recibido una pena a 16 años de prisión por abusar de la hija de su pareja. La familia denunciante repudió el sobreseimiento y exige una rectificación de la Corte. "Estamos con mucho miedo", expresó la mamá de la joven.

El Tribunal Nº2 dictó el sobreseimiento tras la revisión de la condena que ordenó Casación. Foto: archivo 0223.

12 de Noviembre de 2022 08:19

Por Redacción 0223

PARA 0223

Un hombre de más de 60 años que en febrero había recibido una pena a 16 años de prisión por violar a la hija de su pareja en reiteradas oportunidades, entre 1996 y 2001, fue sobreseído unos meses más tarde por el mismo tribunal de Mar del Plata que llegó a condenarlo.

A principios del 2022, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº2 encontró elementos probatorios “contundentes” para determinar que Heriberto Oscar Litz fue autor penalmente responsable del delito de “abuso sexual con acceso carnal continuado, cometido contra una menor de dieciocho años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma”, a partir de la investigación que llevó adelante el fiscal Leandro Arévalo.

Los abusos se reiteraron desde que la niña tenía cuatro años aunque la víctima recién pudo denunciar en 2017 el tormento sexual que sufrió en su infancia. Si bien ya habían transcurrido más de veinte años entre la denuncia y la comisión de los hechos, los jueces Roberto Falcone, Alexis Leonel Simaz y Néstor Jesús Conti consideraron que la causa no había prescripto, amparándose en la “Ley de Respeto a los tiempos de las víctimas” (Ley 27.206) y en trabajos que realizó en la materia el especialista alemán en Derecho Penal, Winfried Hassemer.

La defensa de Litz cuestionó, precisamente, el uso de doctrina extranjera para justificar parte del fallo y presentó un recurso para impugnar la sentencia de primera instancia. Además, los abogados defensores consideraron que el “caudal probatorio de cargo no alcanza el umbral que requiere un veredicto condenatorio” y que la supuesta falta de prueba impedía encuadrar las aberraciones denunciadas dentro de la figura de “abuso sexual con acceso carnal”.

Al tomar intervención en el caso a fines de agosto, la Sala I de Casación Penal confirmó parcialmente la resolución de los jueces marplatenses al ratificar que “se tuvo por acreditada la existencia del hecho” de abuso pero decidió reenviar la causa al tribunal de origen para revisar la sentencia en cuanto a la vigencia de la acción penal juzgada. En este sentido, los magistrados Daniel Carral y Ricardo Maidana pidieron limitarse a analizar la situación de prescripción teniendo en cuenta la jurisprudencia ya fundada en otros veredictos de la Corte Federal, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires y el mismo Tribunal de Casación.

Así, el 14 de octubre, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº2 de la ciudad se vio obligado a dictaminar que “corresponde sobreseer a Heriberto Oscar Litz por extinción de la acción penal emergente al haber transcurrido el plazo legal establecido para la persecución penal”. “Ello conforme a la doctrina jurisprudencial citada por Casación, pero dejando a salvo la opinión contraria sostenida por este tribunal al momento de dictar la sentencia el día 25 de febrero”, aclararon los jueces locales en la resolución a la que accedió 0223, donde también se dispuso la excarcelación del hombre.

La resolución que sobreseyó a Litz de los aberrantes hechos por los cuales fue condenado. Fuente: 0223.

Una vez conocido el sobreseimiento de Litz, el fiscal Arévalo anticipó su intención de recurrir la resolución “a través de la vía casatoria” mientras que María Laura D’Gregorio,  la fiscal de Casación de la Provincia de Buenos Aires, confirmó que hará otra presentación para que se expida sobre el caso la Suprema Corte de Justicia.

“Estamos con miedo”

Sandra, la mamá de la joven que denunció los abusos sexuales, se mostró “indignada” con la Justicia y repudió el reciente sobreseimiento que se dictó en favor de Litz. “La situación es aberrante. Este tipo no puede estar en la calle. Espero que los jueces puedan hacer algo y que la Corte revea el caso y también haga algo antes de que nos mate”, expresó, en diálogo con este medio.

La mujer, que tiene un botón antipánico, dijo que llegó a recibir amenazas de muerte de parte su expareja poco después de la primera sentencia condenatoria. “En abril me escribió desde la cárcel por una cuenta de Facebook. Me dijo que había muchos presos que hacían cualquier cosa por una casa y que me iba a mandar a matar. Hice la denuncia pero quedó todo en la nada”, señaló.

Sandra aseguró que los años de relación que mantuvo con Heriberto Oscar Litz fueron “los peores” de su vida. “Mis hijos y yo siempre vivimos con miedo. Me tuve que ir a vivir a Buenos Aires porque pensé que así iba a desaparecer pero igual me encontró. Fuimos víctimas de una persecución terrible”, insistió, y agregó: “Con esta persona en libertad, no podemos vivir en paz. Estamos con miedo. La Justicia tiene que hacer algo”.

"Los jueces tienen que actuar bien de una vez por todas y dejarse de pavear. Alguna vez van a tener que demostrar que están del lado de las víctimas y dejar de formar parte de una Justicia machista", concluyó la expareja de Litz.

Prohibición de acercamiento

Mientras permanezca en libertad, el hombre no podrá acercarse a la chica que lo denunció por los constantes abusos. Fuente: 0223.

Hasta tanto surjan otras novedades judiciales, Arévalo tramitó una orden de “prohibición de acercamiento e impedimento de contacto por cualquier medio” a la que hizo lugar el Tribunal Nº2 para evitar que Litz se aproxime a la chica que lo denunció “en un radio de 200 metros”. Se dictó, a su vez, “la abstención de la realización de todo acto violento, sea de carácter físico, psicológico o emocional y por cualquier medio, incluyendo medios telefónicos y redes sociales”.

Y tras la presentación de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº7, los jueces Falcone, Simaz y Conti decidieron dar intervención a la Dirección de Políticas de Género de la municipalidad de General Pueyrredon para que “tomen contacto” con la joven denunciante y “se arbitren las medidas que resulten necesarias al efecto, en atención a la situación de vulnerabilidad puesta de manifiesto”.