Del Antiguo Egipto a Mar del Plata: historia de la Asociación Bochófila de la ciudad

Desde 1929 el juego de bochas es considerado un deporte nacional. En Mar del Plata, una veintena de asociaciones que practican el deporte y una de ellas este año será sede de la competencia de los Juegos Abuelos Bonaerenses.

En la actualidad, en Mar del Plata hay 17 clubes que cuentan con cancha de bochas propia.

12 de Junio de 2022 08:03

El juego de bochas es un deporte de la familia de los juegos de bolas, vinculado estrechamente con la petanca y con un ancestro común en los juegos practicados en el imperio romano. Sin embargo, se cree que el origen del deporte proviene del Antiguo Egipto y además hay registros que dan cuenta de que en la Grecia Clásica los médicos indicaban el juego de bochas para descontracturar el cuerpo y despejar la mente.

La forma en que se practica actualmente el juego de bochas se desarrolló en Italia. Si bien es jugado en distintos países de Europa y en aquellos que recibieron inmigrantes italianos, como Oceanía, Norteamérica y Sudamérica; cobró particular valoración en Argentina, Chile, Perú, México, Uruguay, Venezuela y Paraguay.

"Cuando el juego llegó al Imperio Romano, hubo épocas en las que se prohibía porque el tiempo que se destinaba a cada partido restaba horas de entrenamiento a los soldados", cuenta a 0223 Roberto Pereyra, secretario de la Asociación de Bochófilos y Tejo de Mar del Plata que funciona en el Parque de los Deportes de esta ciudad.

Se estima que, como se conoce actualmente, se juega desde 1783, pero hoy se practica en un amplio espectro de edades de ambos sexos, ya que se realizan diferentes torneos en categorías que van desde los tres años (Preinfantiles) en adelante sin límite de edad.

A la Argentina, el deporte llegó a fines de la década del '10 con la primera oleada inmigratoria europea y fueron los italianos los principales precursores de la actividad que rápidamente se arraigó entre los argentinos, a tal punto que en 1923 se fundó la Federación Nacional de Bochas. Para la década del '40, Mar del Plata contaba con un gran número de adeptos. "Entonces se generó la necesidad de tener un lugar para practicar el deporte", explica Pereyra. Si bien en Mar del Plata había una veintena de clubes que contaban con una cancha de bochas y tejo, fue recién en los años '90 que la ciudad tuvo su cancha gratuita para practicar deportes de petanca.

Según explicó el integrante de la Asociación, en 1995, cuando se construyó el campo de deportes, se destinó entre el natatorio y la pista de atletismo, un espacio para las canchas de bochas y tejo con dimensiones profesionales, es decir de 25 metros de largo por 4 metros de ancho. "En 1995 obtuvimos el predio gracias a la buena predisposición del Emder y diez años más tarde el 5 de noviembre de 2005 se formó la primera comisión directiva de la asociación", detalla Pereyra.

En la Asociación, antes de la llegada de la pandemia, había 150 socios, pero el virus hizo que la cantidad de integrantes descendiera drásticamente a 50. Ahora suman un total de 70 afiliados activos que se reúnen, no solo a jugar a las bochas y al tejo, sino que también pasan las tardes jugando al mus, al truco y otros tipos de juegos de mesa; realizan junto al equipo de trabajo del Emder tareas de mantenimiento de las canchas y, los fines de semana -si el clima lo permite- comparten asados de camaradería dentro de una institución que se mantiene a fuerza de la voluntad de sus integrantes.

"Este año, la Asociación va a ser cede de los Juegos Abuelos Bonaerenses. Es un gran orgullo para nosotros que hayan elegido nuestras canchas para disputar el torneo más importante de la provincia, en el que participan las 36 secciones. Hacía años que no se realizaba el torneo y estamos muy contentos", concluye Pereyra.

Pequeño diccionario bochófilo

La popularidad del juego de bochas en Argentina, hizo que algunos de los términos propios del deporte se instalen como expresiones cotidianas en la sociedad.

Arrimar el bochín. Intentar acercarse hacia algo. Sin embargo, la frase correcta debería ser "arrimar al bochín" debido a que en el juego de las bochas, el bochín siempre se encuentra en el piso, y el jugador debe colocar las bochas, lo más cercan posible.

Corta la bocha. En la cancha, que es usualmente de tierra o arena, se tira primero el bochín y luego cada jugador va tirando una bocha, tratando de tirarla lo más cerca posible del bochín. Cuando al final se verifica para contar puntos y ver resultados, muchas veces hay que medir con precisión con una regla, porque "a simple vista" no es tan fácil calcular las distancias. La persona que mide suele decir que la bocha que está más lejos del bochín es “corta la bocha", es decir, se acabó la medición y perdió el que se encuentra a más distancia.

Bochazo. En el juego de bochas, implica dar con una bola tirada por el aire un golpe a otra para apartarla del sitio en que está. Para los argentinos sin conocimiento del deporte, un bochazo es sinónimo de reprobación

Una bocha. Un montón, gran cantidad. En algunos sectores de la sociedad significa una gran cantidad de droga, en general referido a la marihuana. En el ámbito de la cumbia villera se dice, más elementalmente, "bolsa".

Comentarios de usuarios de Facebook