La arqueología dice presente en las escuelas rurales bonaerenses | 0223

La arqueología dice presente en las escuelas rurales bonaerenses

Investigadores del Conicet del área de arqueología y antropología llevan tres años de trabajo sobre la temática en escuelas rurales bonaerenses de la región.

Colombo, uno de los referentes del Conicet en el área de arqueología, durante una ponencia ante estudiantes.

21 de Septiembre de 2022 16:48

Por Redacción 0223

PARA 0223

Un grupo de investigación del Conicet de Necochea lleva tres años de trabajo sobre la temática de la arqueología y antropología en diversas escuelas rurales dentro de la provincia de Buenos Aires.

Desde el 2019, Mariano Colombo, uno de los referentes del área, desarrolla junto a su equipo de trabajo tareas de investigación y acción participativa en el marco de las escuelas de pequeñas comunidades y entornos rurales de los partidos de Necochea, Lobería, Tandil y Benito Juárez.

De esta manera, los estudiantes pueden acercarse a comprender y conocer la historia de los sitios arqueológicos más antiguos de la región, algunos de los cuales alcanzan los 12.000 años de antigüedad, reconociendo su patrimonio cultural y los museos de las ciudades cabeceras de los partidos donde se resguarda dicho patrimonio.

“También es importante los conocimientos de los alumnos y alumnas de las escuelas participantes, que aportan interesantes percepciones sobre el paisaje y la historia de los lugares. Con estas acciones llevamos adelante una propuesta de vinculación entre algunos puntos del proceso de investigación de la arqueología, que habitualmente se encuentran desconectados”, explica Colombo.

Luego del receso introducido por la pandemia, en el que las escuelas rurales sufrieron particulares complicaciones debido a su aislamiento, ausencia de conectividad y pérdida de matrícula, el proyecto debió prácticamente comenzar de cero, re- estableciendo los vínculos con las instituciones y los nuevos grupos escolares.

Sin embargo, durante ese tiempo y con el apoyo de diferentes instituciones nacionales e internacionales como la Dirección Nacional de Museos, el Smithsonian Institution, la Embajada de Estados Unidos y la Fundación Williams, se desarrollaron una serie de dispositivos pedagógicos especialmente creados para retomar las actividades de investigación y educación, al comienzo del ciclo lectivo 2022.

Según cuenta el investigador, durante este año se entregaron a cada escuela una caja-valija con diversas propuestas didácticas, materiales y actividades para trabajar en clase la temática de las sociedades originarias. Las cajas contienen distintos paneles encastrables que se combinan, para que, una vez completadas las actividades, funcionen como muestras itinerantes, ya sea en los mismos pueblos y sus museos, los museos urbanos y diferentes instituciones educativas y científicas como institutos de formación docente, universidades, museos nacionales y congresos científicos.

“Con este recorrido, perseguimos aportar información al proceso de construcción del patrimonio de los pueblos originarios, tanto en momentos pasados como presentes, de una manera que se rompa con la direccionalidad tradicional de investigación en el tema, ya que habitualmente los datos son tomados por investigadores/as del campo y el patrimonio excavado se resguarda y expone en museos urbanos de grandes ciudades. En este caso, realizamos el recorrido inverso. Llevamos ese patrimonio a las aulas ubicadas en las inmediaciones de los sitios, componemos información en conjunto con los chicos y chicas, aportamos ciertos conocimientos específicos, recolectamos datos contextuados en las vivencias locales y armamos exposiciones que giren por distintos entornos, incluyendo esos mismos museos urbanos donde comenzó el ciclo”, relató Colombo.

Así, la información se compone no solo por adultos, investigadores y universitarios, sino también por una variedad de agentes locales, entre los que se destacan las infancias rurales, como fuentes de valiosa información, conocimientos situados e imaginarios sobre los pueblos originarios.

El proyecto fue formado por Colombo, Pilar García e Iván Quattrini, como parte del Área de Museos Municipales en la que funciona el área de arqueología y antropología.

El objetivo del equipo de investigación es completar el ciclo lectivo 2022 con encuentros educativos en las escuelas y luego, con el material generado por los chicos y chicas, realizar muestras itinerantes por la región, tanto en los mismos pueblos como en museos urbanos, centros educativos y ámbitos de investigación. Asimismo, se sigue generando información científica, publicada en revistas de investigación, sobre las perspectivas, percepciones y conocimientos situados, de los alumnos/as sobre el tema de los pueblos originarios.

“Es muy importante el trabajo de equipo, y el aporte de las y los estudiantes, pero también es imprescindible agradecer la buena predisposición y participación en el proyecto a las directivas, docentes, alumnos y alumnas de las escuelas n°34 José Belmonte, N°16 José Hernández y n° 18 Constancio Vigil”, concluyó Colombo.