La historia oculta detrás de la clausura de la escuela 2 | 0223

La historia oculta detrás de la clausura de la escuela 2

El Consejo Escolar recibió en abril $140 mil para la reparación de techos de la escuela 2. Seis meses después, el establecimiento fue clausurado por falta de obras. 

En estas condiciones estudiaban los chicos hasta que se clausuró el colegio.

7 de Noviembre de 2014 18:36

Por Redacción 0223

PARA 0223

A un mes de que la Justicia clausurara las escuelas 2 y 46 al considerar que las condiciones edilicias ponían en riesgo la integridad física de los chicos y los docentes, los alumnos aún asisten a clases por turnos y amontonados en el gimnasio de otro establecimiento. 

En su resolución, el juez Néstor Salas exhortó a las múltiples áreas de los gobiernos municipal y provincial a encontrar una solución a la grave problemática del espacio. “En este lugar se enseña supervivencia”, definió tras realizar una inspección ocular en el inmueble de Dorrego al 600

Esto, lógicamente, provocó cruces entre las autoridades educativas locales y provinciales. Primero, la titular de la Dirección de Cultura y Educación, Nora De Lucía, aseguró que en abril de este año se habían girado fondos al Consejo Escolar para obras de infraestructura y deslizó que pudieron haber existido irregularidades en el uso de ese dinero. Incluso, la funcionaria reconoció que no descartaba la intervención del organismo que comanda Claudia Piccolo.

La respuesta no se hizo esperar y fue a través de un comunicado firmado por los consejeros escolares de la UCR, en el que se respaldaron las gestiones de la Presidenta del Consejo. Tras mencionar que con la “exigua suma de dinero” depositada por el Gobierno bonaerense “poco se podía hacer”, señalaron que se pidieron fondos extras para reparar la escuela clausurada pero el reclamo no había sido atendido. “La obra proyectada era una refuncionalización de aula y dirección. Omite en informar De Lucía que en el mes de mayo se le solicitó a la Dirección de Infraestructura Escolar un subsidio especial para solventar el arreglo de techos de dicho establecimiento, el cual a la fecha sigue sin respuesta”, advirtieron desde el sector.

Sin embargo, el 15 de abril último, Piccolo firmó de puño y letra una nota en la que le informaba a la cartera que dirige De Lucía que afectarían 1.250.000 pesos –el llamado Fondo por Riesgo de Inicio- a distintos arreglos en 12 establecimientos, “según lo acordado el 1 de marzo en forma conjunta entre el Consejo Escolar, gremios docentes y no docentes, Jefatura Distrital y regional, SAD y delegación 19 DPIE”. 

En esa misiva, a la que accedió 0223, figura un listado con el número de cada escuela, la obra que debía llevarse a cabo y el monto asignado para ello. En primer lugar –por ser el que mayores dificultades presentaba- aparece el edificio de las primaria 2 y la secundaria 46, a las cuales se le debieron haber destinado 140.000 pesos para la adecuación de accesos e impermeabilización de cubiertas (techos). Seis meses más tarde, la Justicia clausuró el inmueble por -entre otras cosas- las filtraciones y roturas que presentaban los cielorrasos.