Nene mutilado

29 de Marzo de 2017 17:13

Nene mutilado: el féretro estaba vacío y allanan una funeraria en Batán

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La exhumación del féretro confirmó que no había ningún cuerpo.  

Personal policial abrió la tumba del niño que murió atragantado en El Boquerón y confirmó que el féretro estaba vacío. Ahora, allanan en Batán una funeraria que había realizado el servicio de sepelio.

En el marco de un importante operativo que se desarrolló este miércoles desde temprano en el cementerio de Comandante Nicanor Otamendi, efectivos policiales exhumaron el féretro en el que fue enterrado el niño que había fallecido atragantado en El Boquerón y cuyos restos aparecieron mutilados sobre la ruta 11 entre Miramar y Mar del Sur. y confirmaron que estaba vacío. Además, fuentes oficiales confiaron a este medio que el cajón tenía indicios de haber sido forzado.

Tras retirar el cajón del sector 4 del cementerio –el cual será sometido a distintas pericias-, personal de la policía comunal y de la Sub Delegación de Investigaciones de Miramar allanó una funeraria ubicada en Batán, que había realizado el servicio de sepelio a la familia del menor, identificado como Matías Valentino Fernández.

La medida fue ordenada por la fiscal Ana María Caro luego de que los padres de la criatura confirmaran que el cuerpo de su hijo había sido sepultado en ese lugar. La familia del niño, de origen boliviano, había hecho un velatorio de acuerdo a sus costumbres en su vivienda de El Boquerón y luego trasladó los restos al cementerio de Otamendi.

Ahora, la Justicia busca determinar de qué manera los restos salieron del cementerio y quiénes son los responsables del quite órganos y mutilación posterior.

Compartir
Compartí esta nota