RADIO
EN VIVO
imagen

Lucía bernaola

9 de Octubre de 2019 20:30

Pidieron reducir la condena de Federico Sasso a 3 años

Fue en el marco de una audiencia que desarrolló en las últimas horas el Tribunal de Casación para rever la sentencia del joven que atropelló y mató a Lucía Bernaola.

La defensa de Federico Sasso, el joven que atropelló y mató a Lucía Bernaola el 4 de junio de 2017 en Alberti y la Costa, pidió en las últimas horas a Casación que la condena a 6 años de prisión que impuso en abril pasado el Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de Mar del Plata se reduzca a 3 años.

El planteo se hizo al tribunal en el marco de una audiencia que había solicitado Facundo Capparelli, el abogado que representa Sasso, pero que también contó con la sorpresiva presencia de Verónica Borelli, la mamá de la joven fallecida.

"No esperaban que yo estuviera ahí. Yo ya sabía de esta audiencia pero preferí no decirle a nadie que me iba a presentar y estuve con Alejandro, el papá del corazón de Lucía, y les hablé a los jueces desde el lugar de una mamá que perdió a una hija", manifestó la madre.

En declaraciones a 0223, Borelli cuestionó que el letrado que defiende al automovilista pretenda que el joven también "se pueda ir a su casa y ni siquiera cumpla la prisión domiciliaria".

Respecto a su petitorio, la madre de Bernaola dijo que se requirió a Casación que le dicte una condena de "cumplimiento efectivo" y que se cambie la carátula de la sentencia a "homicidio simple", elevando la pena a los 12 años de prisión.

"Lo que más me importa es que Sasso deje de tener el beneficio inexistente de la prisión domiciliaria y que vaya a un penal, como tendría que haber ido desde el primer momento", sostuvo al respecto.

La condena del tribunal marplatense contra Sasso también le impuso 10 años de "inhabilitación especial" para conducir". El caso, finalmente se encuadró bajo la figura de "homicidio culposo calificado por conducción temeraria y lesiones culposas”.

Sin embargo, Sasso no fue trasladado a prisión porque los jueces decidieron por mayoría mantenerle el beneficio del arresto domiciliario hasta tanto el veredicto quede firme. 

Borelli se mostró optimista después de lo que fue el desarrollo de la audiencia en Casación y a la espera de que "se escuche" su reclamo. "Algo me dice que van a venir buenas noticias y espero que así sea porque es una vergüenza las sentencias que dicta el Tribunal Oral en lo Criminal Nº1. Gomez Urso (NdeR: uno de los jueces) es una vergüenza", insistió.