RADIO
EN VIVO
imagen

Judiciales

19 de Noviembre de 2019 20:17

Custodiaba a “dealer” y mató a un cliente que pedía fiado: doce años de prisión

Rubén Omar Palavecino.

Rubén Omar Palavecino asesinó a Iván “Colo” Villagrán de un puntazo en mayo del año pasado en el barrio Juramento. Seguirá detenido en la Unidad Penal de Dolores.

El acusado de matar de una puñalada a un hombre de 33 años tras una discusión la madrugada del 1 de mayo de 2018 en el barrio Juramento fue condenado a doce años de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 2. Rubén Omar Palavecino seguirá alojado en la Unidad Penal 6 de Dolores.

Aunque en un principio estaba previsto que el juicio contra el hombre de 45 años comenzara este miércoles en el TOC 2, el fiscal Leandro Arévalo y la defensa a cargo del abogado Rubén Bustamante presentaron un acuerdo de juicio abreviado en el que se acordó la calificación de homicidio, la pena de doce años de prisión y la declaración de reincidencia. El Juez Alexis Simaz consideró admisible el mismo y dictó un veredicto condenatorio.

El magistrado dio por acreditado que esa madrugada –minutos antes de las seis- Villagrán y otras tres personas se acercaron a una casa en la intersección de Don Orione y Güiraldes con el objetivo de comprar droga. Según la hipótesis fiscal, “El Colo” comenzó a discutir con el dueño del lugar –identificado como Julio Batalla- porque no le quería fiar. Las declaraciones de los testigos -algunos de ellos lo hicieron bajo la modalidad de identidad protegida- confirmaron el origen de la pelea y la resolución de la misma a partir de la aparición del imputado.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 se sostuvo que Batalla llamó a uno de sus “soldados” para que lo sacara a Villagrán del lugar, discutieron brevemente y Rubén Omar Palavecino, a quien todos conocían previamente por trabajar para Batalla, sin darle oportunidad de defenderse, sacó el cuchillo y le efectuó la estocada mortal, escapándose del lugar luego de ello”.

Villagrán quedó tirado en un charco de sangre cuando fue avistado por un vecino que lo cargó en su automóvil VW Voyage y lo trasladó al Hospital Interzonal General de Agudos (Higa). Producto de la lesión punzocortante y penetrante de al menos doce centímetros, Villagrán sufrió una importante hemorragia masiva muy severa, “de instalación casi inmediata, ocasionándole la muerte por shock hipovolémico.

A partir del avance de las investigaciones realizadas por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), se identificó a Palavecino –con antecedentes por distintos delitos cometidos entre 2006 y 2017- como el autor del ataque y un mes más tarde se lo detuvo en la calle Güiraldes al 4900, a diez cuadras del lugar del crimen.

El Juez descartó cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y atenuantes, aunque consideró como agravante la nocturnidad y la indefensión de la víctima al momento del ataque.

"Considero procedente merituar en tal sentido que el hecho se produjo mientras era de noche, por cuanto entiendo, tal como lo he manifestado en oportunidades anteriores, que la nocturnidad resulta una circunstancia fáctica que brinda mayores posibilidades de acción y, precisamente en este caso, fue provechada por Palavecino quien, sin dar la posibilidad de defenderse a Villagrán, extrajo el arma blanca de entre sus prendas y lo atacó con el fin de provocarle la muerte", señaló. 

En función de las penas anteriores que se le impusieron en 2001 y 2008 en los Departamentos Judiciales de Dolores  y Mar del Plata –respectivamente- se lo declaró reincidente y se condenó a Rubén Omar Palavecino como autor del delito de homicidio a doce años de prisión.