RADIO
EN VIVO
imagen

Submarino ara san juan

8 de Noviembre de 2019 18:23

ARA San Juan: a dos años de la tragedia, impulsan un "banderazo" en la Base Naval

Familias de las víctimas quieren "embanderar" el predio del Puerto el 15 de noviembre, en homenaje a los tripulantes del navío.

Familiares de las vícitmas del ARA San Juan impulsan un "banderazo" para el 15 de noviembre en las instalaciones de la Base Naval de Mar del Plata, al cumplirse dos años de la tragedia que terminó con la vida de 44 submarinistas.

A través de redes sociales, los grupos de familias invitaron a la comunidad marplatense a sumarase a la iniciativa para homenajear a los tripulantes que iban a bordo del navío, mientras se espera por mayores definiciones de la Justicia para determinar responsables por el fatídico hecho que conmocionó al país y el mundo.

"Se cumplen dos años y las familias de los submarinistas queremos embanderar la Base Naval. Los invitamos a acompañarnos con una bandera para tenerlos siempre presentes", lanzaron, en una breve convocatoria.

A mediados de octubre, después de una espera de 139 días, se materializó la instalación de la réplica del ARA San Juan que construyó la Agrupación Isabel enmuseo de la fuerza de submarinos con el que cuenta la Armada Argentina en la Escollera Norte, en cercanías a la Base.

Lorena Arias, una de las abogadas querellantes que representa a las familias de los submarinistas en la causa, ya le había anticipado a este medio que durante las próximas semanas se elevarían una serie de pedidos de imputaciones al Juzgado Federal de Caleta Olivia, donde tramita el expediente que intenta esclarecer el caso.

El ARA San Juan, con asiento en la Base Naval de Mar del Plata, perdió contacto con la Armada en el mar Argentino el 15 de noviembre de 2017, cuando se trasladaba desde Ushuaia hacia Mar del Plata, a la altura del golfo San Jorge. El 17 de noviembre de 2018, la empresa privada Ocean Innity, que fue contratada por el gobierno nacional, concluyó su búsqueda el 17 de noviembre de 2018, cuando halló al submarino muy cerca del punto de último contacto y a 907 metros de profundidad.