RADIO
EN VIVO
imagen

Sociedad

23 de Agosto de 2019 20:54

Para estar alerta: la crisis y la devaluación, disparadores de nuevas estafas

Referentes de la Fiscalía de Delitos Económicos de Mar del Plata advirtieron que los coletazos económicos tienden a aumentar este tipo de hechos.

Desde la Fiscalía de Delitos Económicos de Mar del Plata advirtieron que los coletazos económicos tienden a aumentar los intentos de estafas o defraudaciones por lo que instaron a la comunidad a mantenerse alerta frente a este tipo de casos.

"Frente a marcos de crisis, siempre aumentan los delitos contra la propiedad en todo lo que son los tipos jurídicos, ya sea tanto los hechos violentos como las estafas o defraudaciones", aseguró Javier Pizzo, agente de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) Nº11.

El funcionario judicial reconoció preocupación por la vulnerabilidad que se genera en estos contextos, fundamentalmente con los adultos mayores, por lo que instó a tomar mayores precauciones para evitar convertirse en víctimas de hechos delictivos de estas características.

"Ahora estamos ciertamente preocupados porque uno de los argumentos que se usa en las estafas es la devaluación y que la moneda pierde valor, por lo que en este momento obviamente hay más posibilidades de que la gente puede caer y ser una víctima más", expresó, ante la consulta de 0223.

En lo que va del año, el fiscal reconoció un aumento de la estafa popularmente conocida como "Cuento del tío", que se traduce en "gravísimos daños económicos" para las eventuales víctimas. "Tuvimos un caso de una persona a la que estafaron por 600 mil dólares y a la semana siguiente hubo otra persona que cayó y sufrió una pérdida de 150 mil dólares", recordó.

De todos modos, Pizzo sostuvo que el número de expedientes que tiene la UFI Nº11 en este año está en sintonía con la cantidad que se registraba para el mismo período del 2018, en el que sí se advirtió un "notable" incremento de investigaciones con respecto al 2017.

En 2017 había un ingreso promedio de 1400 causas por año mientras que el año pasado esa misma cifra ascendió a los 2050 expedientes en la fiscalía, ya sea por denuncias de estafas, defraudaciones u otros delitos.

El fiscal también reconoció en los últimos años que se ha producido un "alto porcentaje de estafas por internet" bajo distintas modalidades, que pueden verse implicadas en el robo de datos o la compra venta de artículos. En este aspecto, el funcionario judicial sostuvo que se trata de una "materia bastante dificultosa de investigar" por la cantidad de recursos que demanda.

"Reconstruir todo lo que tiene que ver con este tipo de defraudaciones lleva tiempo y es bastante complejo para el nivel de recursos que tiene el Ministerio Público Fiscal (MPF)", consideró, y explicó: "El problema que tenemos tiene que ver con la recolección de datos y la posibilidad que tienen los que cometen este delito de actuar anónimamente a través de redes que utilizan para ese fin especifico".

Ante ello, Pizzo recordó que el MPF es una "organización pública como cualquier organización" que debe establecer "objetivos y metas de eficacia" en base a los recursos que tiene a su alcance. "Hoy los recursos escasean y todo lo que es ingreso de investigaciones por encima de lo normal genera distintas dificultades a la hora de tener que atenderlas", concluyó.