RADIO
EN VIVO
imagen

Judiciales

24 de Agosto de 2019 19:16

Llamó un remís y lo asaltó con la ayuda de un adolescente: 3 años y 8 meses de prisión

El hecho ocurrió hace un año en el barrio Regional. Alexander Luciano Calabrese Tapia seguirá alojado en el complejo penitenciario de Batán.

Un joven de 20 años que acompañado por un adolescente asaltó a un remisero en agosto de 2018 fue condenado a tres años y ocho meses de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4.  La fiscal Andrea Gómez y la defensa oficial presentaron el acuerdo por el que Alexander Luciano Calabrese Tapia seguirá alojado en la Unidad Penal 15 de Batán.

Para el Juez Jorge Peralta la participación del joven estuvo efectivamente acreditada con las constancias que se tuvieron en cuenta  como prueba en el acuerdo presentado en tiempo y forma por las partes.

“Dame la plata o te quemo hijo de puta”

La madrugada del 28 de agosto pasado el remís licencia 657 de la empresa Paso Car llegó a la vivienda ubicada en Albarracín entre General Roca y Rodríguez Peña. El conductor fue abordado por Calabrese Tapia y un adolescente de 16 años quienes lo amenazaron con un arma de fuego que no fue secuestrada.

“Dame la plata o te quemo hijo de puta, dame la plata, quédate quieto, subí las manos, dónde tenés la plata”, le gritaron los dos delincuentes para apoderarse de una billetera de cuero negro con dinero en efectivo, papeles varios, documentación personal, el registro de conducir, seguro y tarjetas de crédito. Según declaró oportunamente la víctima, el menor le apoyó un cuchillo en el cuello y también le robó una campera de algodón verde y negra con capucha.

Apenas los delincuentes bajaron del Chevrolet Corsa, la víctima se dirigió hasta un control policial que se llevaba adelante en Arturo Alio y Juan B. Justo donde relató lo sucedido al personal allí apostado. Con los datos aportados los efectivos lograron aprehender a ambos jóvenes cerca del lugar y recuperar los elementos sustraídos.

Si bien en un primer momento Calabrese Tapia dijo que era menor de edad y las actuaciones fueron remitidas al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, posteriormente se lo identificó correctamente y la causa quedó bajo la órbita de la Unidad Fiscal de Instrucción 4 a cargo de Andrea Gómez.

Para el magistrado no existieron cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y valoró como atenuantes –tal lo consensuado en el acuerdo- “la juventud del encausado (como posible fuente de mayor irreflexión), su ausencia de antecedentes penales y el buen concepto vecinal”.

En cuanto a los agravantes consideró la nocturnidad, como ámbito propicio para la comisión del hecho y “la condición laboral del damnificado, obligado a recibir en el vehículo a desconocidos, toda vez que esta circunstancia -entiendo- fue determinante en su elección como víctima”.

Tras considerar a Alexander Luciano Calabrese Tapia coautor penalmente responsable de robo agravado por haberse cometido mediante arma de fuego de poder vulnerante no acreditado, mediante arma blanca y por la intervención de un menor de edad, lo condenó a tres años y ocho meses de prisión, accesorias legales y costas del proceso penal. El joven seguirá alojado en el complejo penitenciario de Batán.