Mar del plata

15 de Febrero de 2020 11:46

Crisis en la pesca: fileteros toman otra planta y hay incertidumbre por su futuro

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Cada vez más fuentes laborales del sector fresquero se ponen en peligro

Los más de 40 trabajadores que se desempeñan en la pesquera de San Salvador al 3315 luchan por su registración.

La crisis que recrudeció en la pesca marplatense desde comienzos de este año sigue dando coletazos en el Puerto: este fin de semana, una planta de fileteado que está sobre la calle San Salvador al 3315 permanece tomada por sus empleados en el marco del reclamo que sostienen por su registración laboral.

Esta semana, se desarrollaron dos audiencias en el Ministerio de Trabajo para tratar de llegar a un acuerdo entre los trabajadores y los responsables de la cooperativa "La Milagrosa" pero los resultados fueron infructuosos en ambas reuniones y derivaron en la medida de fuerza.

En el último encuentro que se llevó adelante este viernes, desde el Ministerio le ofrecieron al "Chuli" Gómez, el dueño de la planta, acceder al programa nacional de Inserción Laboral (PIL) y otras herramientas que brinda la Provincia de Buenos Aires para blanquear a sus 45 empleados.

"Ellos están en la cooperativa "La Milagrosa" pero el problema es que trabajan para otra firma, que es Chulemar SRL. En realidad, es todo un dibujo, una pantalla. Lo concreto es que acá la gente está en negro y está cansada", explicaron fuentes del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (Soip) a 0223.

Sin embargo, el referente de la empresa mostró una actitud reticente hasta la fecha y le planteó a las autoridades que "no puede seguir trabajando si tiene gente en relación de dependencia". Desde el gremio confiaron que ofreció a los empleados acogerse a un esquema de retiros voluntarios para avanzar con el cierre definitivo del lugar. "Eso es una amenaza; ya conocemos como se manejan", apuntaron desde la organización que conduce Cristina Ledesma.

Mientras crece la incertidumbre, los trabajadores decidieron tomar la planta este sábado y permanecer durante el fin de semana hasta que surjan novedades. Inclusive, de persistir este escenario con el avance de los días y la semana, ya analizan visibilizar la problemática con una movilización que profundice el reclamo.

"El problema es que por más que tomes una planta, a estos empresarios no les quitás el trabajo porque siguen vendiendo pescado en otros lados. Así que seguramente en la semana va a haber movimiento para encontrar alguna solución a esto", plantearon las fuentes consultadas.

A partir de las retenciones que decidió el Gobierno de Alberto Fernández, el tipo de cambio que se sostiene en el mercado y el aumento de la estructura de costos, se acusa un escenario de profunda crisis en el sector fresquero desde los primeros días de este 2020.

A mediados de enero, la empresa Arte Pesca anunció de manera repentina el cierre de sus puertas y dejó más de 100 trabajadores en la calle. Y a ello se sumó, 48 horas después, la alarmante notificación que hizo a sus empleados Marcela Caputo, propietaria de Taturiello, Ostramar, Mc Chili y Fleshmar, sobre la necesidad urgente de achicar el personal.

Compartir
Compartí esta nota