Puerto

20 de Febrero de 2020 12:09

Cierre de una planta de pescado: ahora son 90 los trabajadores sin trabajo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La firma Chule Mar SRL dió por terminadas las negociaciones en el Ministerio de Trabajo y cerrará otra planta que no estaba en conflicto. Advierten que las indemnizaciones son "bajas" y crece el malestar en el puerto.

El conflicto en la cooperativa “La Milagrosa”, donde 40 trabajadores pedían su registración laboral,  tuvo un desenlace inesperado. De la negativa del empresario “Chuli” Gómez a blanquear a 40 trabajadores, siguieron las negociaciones en el Ministerio de Trabajo de Nación, donde fracasaron rotundamente: la empresa decidió cerrar no sólo a la cooperativa en disputa sino también a otra que nunca había entrado en el reclamo, dejando en total a 90 fileteros, peones y envasores en la calle.

En diálogo con 0223, Adolfo Echeverría, secretario adjunto del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (Soip), sostuvo que hay preocupación en el puerto debido a que a la cooperativa La Milagrosa se sumó la fasonera Rosa Mar- de José Marti entre Guanahani e Irala- dejando a trabajadores con hasta 20 años de antigüedad sin empleo.

“Ayer a las 11 el abogado de la empresa Chule Mar no se presentó a la audiencia y se le comunicó que algunos trabajadores querían arreglar y otros querían seguir trabajando dentro de la cooperativa. Se pasó a un cuarto intermedio hasta las 17 pero a las 15.30, el abogado nos llamó para decirnos que cerraba y negociaba las indemnizaciones. Y al rato empiezan a llegar al sindicato de la cooperativa Rosa Mar, diciendo que la habían cerrado”, lamentó el dirigente.

Para Echeverrría, la situación económica de la pesquera era muy buena: “Era de las que mejor movían el mercado interno. Va a pasar que luego de indemnizar, antes de Semana Santa va a abrir en otro lado con gente nueva y de cero. Hay empresas que tienen todos en relación de dependencia así que esto no es imposible. Sucede que este empresario le gusta trabajar de esa manera, quiere seguir en la joda", evaluó.

"El problema es que si bien muchos fileteros, por ser una mano de obra calificada, pueden volver a conseguir otro trabajo, no es fácil volver a buscar empleo a las 4 de la mañana, de un día para el otro. Así como hay fileteros que tenían 4 años de antigüedad y cobraban unos $20 mil por mes, otros tenían 20 años de antigüedad y llegaron a tener el mejor sueldo en $80 mil. Esos no van a aceptar $20 mil de indemnización por año. La situación es compleja”, concluyó Echeverría.

Compartir
Compartí esta nota