General alvarado

28 de Marzo de 2020 13:06

Vecinos analizan recurrir a la justicia para poder entrar a Miramar

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Sobre el acceso a Miramar por ruta 11 la municipalidad dispuso severos controles de paso.

Residentes de los barrios El Marquesado y Eduardo del Mar, situados al sur de General Pueyrredon, denuncian como insconstitucional la determinación del municipio de General Alvarado de no permitirles el paso a la localidad.

Residentes de los barrios El Marquesado y San Eduardo del Mar, situados al sur del partido de General Pueyrradon, están muy molestos con la determinación del lindante municipio de General Alvarado de no permitirles el ingreso a la ciudad de Miramar.

Ante la situación de pandemia por el nuevo coronavirus, la comuna extremó los controles de circulación de la gente en la región, con estrictos procedimientos en los accesos a Miramar tanto por ruta 11 como en ruta 88.

A lo largo de todo el año, por su estratégica cercanía, los vecinos de esa zona acceden habitualmente a la localidad cabecera del distrito de General Alvarado para cubrir múltiples necesidades de la vida cotidiana.

A través de una nota dirigida al intendente Sebastián Ianantuony, los vecinos afirman que esas medidas "atentan contra la ley" y aseguran que "no se corresponden con la aplicación del DNU nº297". En contacto con 0223, los residentes afectados anticiparon que recurrirán a un abogado para imponer un recurso judicial.

"Las medidas de prohibición de ingreso a la ciudad de Miramar no están permitidas, y es inconstitucional su aplicación" aseveran los damnificados. "Ustedes deben saber que están infringiendo en un grave error, al prohibirle a los vecinos cercanos a la ciudad poder abastecerse de medicinas, alimentos y atención hospitalaria, atentando contra la integridad física", sentenciaron los residentes afectados.

Por último, los vecinos de los barrios San Eduardo del Mar, El Marquesado y otras zonas urbanas aledañas solicitaron al jefe comunal "rever esta medida arbitraria" y dejaron asentado "su responsabilidad por los daños y perjuicios que ocasione" a aquellos que viven en el límite con la ciudad de Miramar.

 

 

Compartir
Compartí esta nota