Solidaridad

11 de Junio de 2020 08:07

A contrarreloj, un merendero del barrio San Martín pide donaciones para no cerrar

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La Familia asiste a unas 240 personas.

Se trata de La Familia, ubicado en Fleming al 2400. Aseguran que no tienen mercadería para el lunes. Por la cuarentena, la asistencia se triplicó.

Las necesidades que se recrudecieron en las últimas semanas por la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio que persiste hace más de 80 días devinieron en una merma de donaciones para las entidades de asistencia barriales a las que se les hace difícil subsistir. En el barrio San Martín de Mar del Plata, el merendero La Familia lucha para no cerrar.

"Nosotros cocinamos gracias a la colaboración de la gente que ayuda con mercadería, pero con la pandemia de coronavirus la gente dejó de hacer donaciones", explicó Eugenia, encargada del merendero ubicado en Fleming 2453. La situación obligó a aminorar la marcha de trabajo en la cocina por la falta de alimentos.

A la par de que bajaron las donaciones, la asistencia se triplicó. La Familia pasó de recibir 80 personas a atender a casi 240. "Tenemos demasiada demanda, la gente se suma cada vez más", sostuvo en diálogo con 0223.

La Familia integra uno de los Comités Barriales de Emergencia (CBE) que recibe asistencia por parte de la administración municipal. Sin embargo, Eugenia confió que la mercadería que entregan desde Desarrollo Social "no alcanza ni para hacer una olla popular".

La mujer reconoció que no tienen alimentos para preparar viandas para el próximo lunes y que la posibilidad de bajar las persianas está latente. "Estamos pegando manotazos de ahogados. Vamos a tener que cerrar", lamentó.

Por ello, solicitan a la comunidad donaciones de mercadería, principalmente de alimentos secos. "Sobre todo necesitamos fideos, arroz, pure de tomate y leche", suplicó.

Compartir
Compartí esta nota