Necochea

25 de Julio de 2020 10:40

Plantarán 3 mil árboles en el parque Miguel Lillo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los ejemplares en el Vivero Municipal que pasarán al parque Miguel Lillo.

Especies de ciprés, pino, álamo y aguaribay comenzaron a ser colocados por el municipio en distintos rodales del pulmón verde más importante de la ciudad.

A través de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas de la municipalidad de Necochea, a cargo de Ricardo Carrera, la Dirección Forestal de la comuna comenzó a implementar la plantación de 3.000 ejemplares de diversas especies en distintos sectores del parque Miguel Lillo.

Andrea Frigerio, funcionaria del área, brindó detalles del trabajo a realizar: “A partir del martes comenzamos con la preparación de un lote de 4 hectáreas, que es el rodal 64, en el lote mar 3 del parque, donde vamos a hacer una reforestación”.

Desde las inmediaciones del Vivero Municipal, Frigerio explicó: “Dicho rodal estuvo forestado con una especie que no se adaptó, con el tornado de 2006 se cayó, se hizo tala rasa y vamos a implementar ahora la reforestación”.

En esa línea, la ingeniera aclaró que “estas 4 nuevas hectáreas van a ser reforestadas con dos especies de ciprés, una especie de pino, álamo y aguaribay. Son alrededor de 2500 plantas que se va a ubicar detrás del club Villa Díaz Vélez”, precisó.

A continuación Frigerio agregó: “También se colocarán otras 500 plantas, que serán distribuidas en distintos rodales de la 10 entre 117 y 123. Es decir que este año se van a plantar 3.000 árboles en el parque Miguel Lillo”.

Por último, la encargada de la Dirección Forestal reconoció que “se trata de una cantidad importante de árboles” y al respecto acotó: “Lo más importante es que se logre una plantación. Plantar es sencillo, el tema después es el cuidado posterior a la plantación y que pasen esos dos años y la plantación esté lograda. Hay que proteger las plantas de las liebres, de las hormigas o regar cuando vienen épocas de sequía”, precisó sobre la clave del porvenir para que el trabajo dé sus frutos.

Compartir
Compartí esta nota