Judiciales

25 de Julio de 2020 16:19

“No hubo una mayor liberación de presos en la ciudad”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Los egresos son los previstos por los vencimientos de pena. La Defensora General Cecilia Boeri dijo que el fallo de la Corte de mediados de mayo mantiene los mismos números.

Luego de que un jubilado matara de un disparo a uno de los tres delincuentes que intentó ingresar a robarle a su casa del barrio Colina de Peralta Ramos, tanto el intendente Guillermo Montenegro como el secretario de Seguridad Darío Oroquieta se refirieron al creciente número de liberaciones de presos como motivo del aumento de delitos en la ciudad. Esa afirmación fue desmentida por la Defensora General Cecilia Boeri que negó el otorgamiento de más libertades fuera de los trámites normales.

“Eso no es así”, le dijo Boeri a 0223 tras recordar que las excarcelaciones o libertades asistidas otorgadas en los últimos meses mantienen los números normales. “Cuando Casación avaló el Habeas Corpus colectivo se dieron algunos domiciliarios más, pero el fallo de la Corte hizo volver todo al ritmo normal”, explicó.

El 11 de mayo pasado la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires revocó –por unanimidad- el Hábeas Corpus colectivo que habilitó un mes antes el otorgamiento de prisiones domiciliarias de presos que formaban parte de la población en riesgo por la pandemia de Coronavirus. En el mismo sentido ordenó que cada caso sea analizado de manera particular por el Juez competente.

Para Boeri desde ese momento se mantiene la cantidad de trámites normales que avanzan en los Juzgados de Ejecución Penal o de los Juzgados de Garantías en los que se tramitan distintas causas. “No existieron muchas más liberaciones fuera de los tramites normales”, aclaró.

En cuanto al aludido aumento del delito que marcaron los funcionarios, la Defensora General sostuvo que está en los niveles previos al comienzo de la pandemia y que el número de detenciones, especialmente en el ámbito de Flagrancia, se estabilizó a los existentes antes del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Durante el primer mes y medio de cuarentena y su cumplimiento más estricto se vio una marcada disminución de hechos delictivos y de detenciones, pero ha ido recuperando sus valores previos a la implementación del ASPO”, agregó.

Ante la normalización en la cantidad de testimoniales por tomar, Boeri insistió en la necesidad de tener lugares apropiados para hacerlo y garantizar las condiciones para el trabajo de los empleados, funcionarios, abogados y para el paso de los detenidos. En el mismo sentido recordó que las falencias de personal en el área de Cuerpo Médico se mantienen y que es algo indispensable para la realización de los informes correspondientes.

La situación en las cárceles

A partir del creciente números de casos de coronavirus detectados en varios penales, Boeri  sostuvo que el principal objetivo del Habeas Corpus presentado era evitar las dificultades que se producen cuando hay hacinamiento. Si bien en el complejo penitenciario de Batán solamente se registraron casos aislado de contagio, con una buena evolución, en el personal, la funcionaria recordó que en otras unidades la situación comenzó a complicarse.

 “Sin la posibilidad de aislar a la población el efecto que puede tenerse es similar al que se registró en algunos geriátricos o instituciones de salud de la ciudad” y agregó que los números de los detenidos con coronavirus no trascienden.

“Las unidades penales, e incluyo a la alcaidía penitenciaria, no tienen la estructura como para hacer de manera ideal tareas de aislamiento si se detecta un caso de coronavirus o si debe separar la población regular con los que están a los sumo 24 horas por un hecho de Flagrancia”, agregó.

Compartir
Compartí esta nota