Mar chiquita

18 de Septiembre de 2020 21:34

La reserva de biosfera Mar Chiquita, un sinónimo de calidad de vida

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La albúfera de Mar Chiquita, única en su tipo en Argentina. (Foto Germán García)

Investigadores del Conicet presentaron un informe sobre la opinión de más de 300 residentes del partido de Mar Chiquita sobre la reserva de biósfera que existe en el parque de la laguna homónima. Una enorme mayoría pidió ser parte de la elaboración de un plan de manejo del lugar.

Se presentaron los resultados de un informe sobre la Reserva de Biosfera Parque Atlántico Mar Chiquito realizado a partir de un trabajo de tesis doctoral desarrollado por Victoria Cabral y dirigido por los investigadores adjuntos Germán García, del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, y Laura Zulaica, del Instituto de Hábitat y Medio Ambiente de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Unmdp.

La investigación radicó en conocer cuánto contribuye al bienestar de la comunidad local el espacio natural. La Reserva de Biosfera Parque Atlántico Mar Chiquito está ubicada en un área natural protegida de 26.488 hectáreas y forma parte de Programa del Hombre y Biosfera (Man and the Biosphere, MAB) de la Unesco, el cual tiene por objetivo mantener la diversidad biológica y cultural y la generación de condiciones adecuadas para la investigación, observación, educación ambiental y formación para el desarrollo sustentable.

Los especialistas llevaron a cabo encuestas con el objetivo de conocer la opinión de los residentes del partido de Mar Chiquita sobre los servicios ecosistémicos culturales que provee la reserva. El informe elaborado por los especialistas es parte de un proyecto que busca converger en una conservación colaborativa de áreas naturales protegidas y toma a la reserva de Mar Chiquita como laboratorio para la sustentabilidad, tal como lo recomienda la Unesco.

De las encuestas realizadas se observó que más del 30 por ciento de los habitantes asistió a la reserva al menos una vez al mes y que los visitantes asisten mayormente a la rivera de la laguna en el balneario -un 39 por ciento-, mientras que un 25 por ciento asiste a las playas del lugar y otro 21 por ciento visita a la laguna como cuerpo de agua.

Además, el estudio reveló que el 42 por ciento de las personas consultadas se mostraron preocupadas por el futuro del espacio y consideran la necesidad de una intervención municipal en lo que respecta a fumigaciones y presencia de agroquímicos en el área.

En rangos generales, un cuarto de las personas consultadas consideraron que la construcción de barrios privados en la zona era un tema ambiental preocupante. Desde hace años existe una fuerte polémica en torno al emprendimiento privado Lagos del Mar, actualmente paralizado por orden judicial luego de que algunos informes constataran daños ambientales en la zona.

Características

Las encuestas fueron aplicadas mediante la modalidad de formulario online, ante el contexto de la pandemia, en la plataforma Google durante el 16 y el 30 de junio de 2020. Se recibieron un total de 341 respuestas, de las cuales 303 resultaron óptimas para ser procesadas.

Del total de encuestas un 55% corresponden a personas que se identifican con el género femenino, un 44% al masculino y un 1% optó por no decirlo. Las localidades con mayor cantidad de respuestas recibidas son Santa Clara del Mar y el balneario parque Mar Chiquita (ambos con un 22%). Si bien los porcentajes de otras localidades son menores, cubren la totalidad de localidades del partido.

Acerca de la edad de los participantes, el intervalo que más respuestas obtuvo es el comprendido entre 31 y 45 años de edad. Respecto al nivel educativo de los participantes, el 54% posee título terciario o universitario completo y el 28% incompleto. El 15% corresponde a título secundario completo.

De las actividades que se realizan en el lugar, los investigadores pusieron el foco en la pesca. Interesados en conocer qué porcentaje de los participantes pescan regularmente y qué sucede con la captura del día, se encontraron con 72 respuestas. En ellas, resultó significativo el porcentaje de pescadores que consume la captura del día en términos de alimentación personal y/o familiar y la devolución de tallas menores y de toda la captura. Estas últimas en su conjunto representan un 42%. No se registraron respuestas referidas a la captura para su venta posterior.

Aspectos socio-ambientales

Los encuestadores y analistas quisieron saber cómo la comunidad denomina al lugar. Entre los resultados se encontró que un 42% la define como Albufera, un 23% como Reserva de Biosfera y el 14% como Área Natural Protegida.

La intención de esta pregunta fue rastrear qué conocimiento se tiene sobre el territorio en términos de conservación. De este modo, sólo un 4% (mar + lago) refleja un bajo conocimiento de las características del ecosistema. El resto, conoce las clasificaciones según sus características predominantes.

Al explorar la incidencia de la albúfera en la calidad de vida de la comunidad, se pidió a los participantes que mencionen que tan de acuerdo estaban al afirmarse que la reserva provee los recursos necesarios para su calidad de vida: la investigación reportó que el 87% coincide con esta afirmación, mientras que el 13% no estuvo de acuerdo.

Al indagar si les gustaría que su opinión sea tenida en cuenta en la elaboración de un plan de manejo o gestión de la reserva, el 84% respondió que sí, mientras que el 12% respondió que no sabe y el 4% que no.

Por otro lado, la tesista indagó en las problemáticas ambientales por las que atraviesa la reserva, en vistas a considerar cuál es la que requiere, según la opinión de los participantes, mayor intervención municipal.

Los datos recolectados registran en primer lugar a las fumigaciones/agroquímicos (42%), en segundo lugar la construcción de un barrio privado (25 %) y tercer lugar la pesca abusiva o indiscriminada (12%). Cabe destacar que estos porcentajes derivan de un total de 289 respuestas, ya que el resto no consideró problemáticas ambientales sino aspectos de infraestructura o no brindó una respuesta clara.

Principales conclusiones

Si se consideran las líneas de trabajo del programa MAB de Unesco, la albúfera de Mar Chiquita tiene todo para convertirse en un espacio modelo de promoción del desarrollo sostenible.

Para ello, los investigadores destacan que "toda política de conservación debiera ser discutida y elaborada junto a los actores locales, ONG´s , funcionarios públicos, investigadores, entes de turismo y cultura", entre otros.

El texto completo puede ser consultado en: https://mardelplata-conicet.gob.ar/wp-content/uploads/2020/09/Resultados-encuesta-de-opinion-RBPAMC.pdf