Submarino ara san juan

23 de Septiembre de 2020 17:36

Espionaje ilegal: a Macri le filtraban las preguntas que le iban a hacer los familiares en las reuniones

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El dolor de las familias de los submarinistas. Foto: archivo 0223.

Lo reveló la interventora de la AFI, Cristina Caamaño. Calificó como "perverso" el accionar del Gobierno de Mauricio Macri. "Si encontramos más cosas, ampliaremos la denuncia", ratificó, desde Casa Rosada.

"La señora (...), pareja del tripulante (...), intentará tener una respuesta fundada del señor presidente de las cuestiones que están viviendo los familiares; posteriormente intentará expresarle al señor presidente que tendría que haber venido nuevamente a la base, como así también solicitará que no se pare la búsqueda y que sumen todos los medios que tengan que sumar; del mismo modo le exigirá los nombres de los responsables que autorizaron la salida del submarino".

Ése era el contenido, textual, que figuraba en los partes de inteligencia que fueron hallados en distintas computadoras de la sede en la ciudad que tiene la AFI y que revelan, según lo que denunció en las últimas horas el Gobierno de Alberto Fernández, la maniobra perversa de vigilancia y seguimiento ilegal que se hizo durante 2018 y 2019 a distintos familiares marplatenses de las víctimas del ARA San Juan mientras reclamaban por el hallazgo del submarino.

Fue Cristina Caamaño, la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la que reveló este miércoles por la tarde en una conferencia de prensa que brindó en Casa Rosada junto al ministro de Defensa, Agustín Rossi, el contenido de algunos de los documentos electrónicos que fueron localizados. Lo que demostró la funcionaria es que al expresidente Mauricio Macri le anticipaban cada una de las inquietudes de las familias antes de participar en los encuentros en la Base Naval.

"Me impactó ver a los familiares hablando en los medios y ver las fotos  que yo tengo de ellos porque los estuvieron siguiendo. También se metieron en redes sociales", reveló la funcionaria, y aclaró: "Esta fue una denuncia no buscada por la AFI. Nosotros estábamos buscando un material que nos pidió un juez y dentro de la búsqueda de ese material apareció esto en varias computadoras de la delegación de Mar del Plata y por eso la denuncia se radicó allá".

Caamaño, inclusive, no descartó que en el corto plazo se amplíe la denuncia que se radicó en la Fiscalía Federal Nº2, a cargo de Daniel Adler, en caso de que se encuentre nuevo material que dé cuenta de las "maniobras perversas" que presuntamente financiaba la administración de Macri. "Todos los días encontramos cosas diferentes. Esto no quiere ser que sea la única documentación. Si encontramos más, vamos a ampliar la denuncia", adelantó.

La interventora del organismo insistió en que es "totalmente ilegal" que el anterior Gobierno haya dispuesto de fondos reservados para "espiar a toda aquella persona que generaba cierta inquietud para el macrismo". "El espionaje ilegal fue una práctica recurrente en la administración anterior", apuntó.

Por su parte, el ministro Agustín Rossi consideró que esta denuncia no solo refleja un hecho "absolutamente ilegal" sino "profundamente inhumano" al hacer hincapié en el contexto de profundo dolor que atravesaba a las familias de los 44 submarinistas. "Cuando las familias reclamaban respuestas y contención, la única respuesta del Estado fue espionaje", criticó.

El funcionario sostuvo que la presentación que investigará la Justicia Federal de Mar del Plata forma parte de otro "capítulo más de la vergonzosa historia de la AFI macrista". "Esto muestra una cabeza absolutamente perversa", enfatizó, y descartó, por otra parte, que haya tenido injerencia en estas maniobras su antecesor, el exministro de Defensa Oscar Aguad. 

En la denuncia que se dio a conocer durante la jornada, también se aseguro que fueron espiados los familiares de los tripulantes del Rigel, el buque marplatense que naufragó en las aguas del Océano Atlántico el 9 de junio de 2018.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri, los familiares protagonizaron numerosas manifestaciones para que autorizaron el descenso de los buzos que permitiera rescatar los cuerpos de la embarcación hundida. Recién con el cambio de gestión y la llegada de Agustín Rossi al Ministerio de Defensa obtuvieron la promesa de que se harían gestiones para cumplir con el pedido, que tiene una orden judicial vigente.

El buque Rigel zarpó el 5 de junio de 2018 del Puerto local rumbo al sur para abocarse a la pesca de langostinos y el último contacto que tuvo con las autoridades fue alrededor de las 23 del viernes 8 de junio. Iba a la búsqueda del langostino que por esa época abunda en las costas de Chubut y cuyo valor de venta es mayor al de cualquier otro marisco.

El sábado 9 de junio fue hallado un cuerpo en la zona donde se buscaba al pesquero y finalmente se confirmó que era el de Salvador Taliercio, capitán de la embarcación. Pero el pesquero tenía otros 8 tripulantes a bordo: el segundo patrón Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquinas Cristian Maximiliano Osorio y los marineros Amadeo JonatanNahuel Navarrete, Carlos Daniel RodríguezPedro Mierez y Rodrigo Blanco.