Santa clara del mar

12 de Enero de 2021 17:31

El drama de los agroquímicos en Mar Chiquita llegó hasta Kicillof: “Lo único que nos queda a nosotros es el veneno”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los integrantes de la Asamblea Paremos el Desierto Verde, este martes, en Santa Clara del Mar.

Integrantres de la Asamblea Paremos el Desierto Verde aprovecharon la visita del gobernador a la localidad de Santa Clara del Mar para manifestarse y hacerle llegar un petitorio contra la ordenanza que permite fumigar a distancias irrisorias.

La Asamblea Paremos el Desierto Verde del partido de Mar Chiquita redobló esfuerzos y este martes se presentó en la localidad de Santa Clara del Mar, en ocasión de la visita del gobernador Axel Kicillof, a fin de hacerle llegar un petitorio en el que solicitan la urgente intervención del Ejecutivo bonaerense en torno a la ordenanza aprobada el año pasado en el distrito que habilita a realizar fumigaciones a distancias de apenas 150 metros.

“Le entregamos una nota al gobernador para reflejar que estamos con la problemática de las fumigaciones con químicos en los campos linderos a los pueblos de la costa de Mar Chiquita, se están contaminanda las napas y cursos de agua que luego desembocan en el mar”, explicó en diálogo con 0223 Guillermo Corrado, uno de los manifestantes.

Corrado recordó que en diciembre del 2019 un amparo del juez Héctor Casas dictaminó la prohibición de fumigar a menos de 1.500 metros de los centros urbanos o cursos de agua existentes en la zona costera del partido, pero que en 2020 el intendente Paredi, tras una muy cuestionada sesión del Concejo Deliberante, promulgó la vigente normativa que estableció distancias irrisorias para el uso de los productos fitosanitarios. 

“Se fumiga hasta el borde de los alambrados, hay chicos con brotes, gente infectada con problemas respiratorios y no hay ninguna estadística sobre las patalogías porque el municipio no hace ese trabajo. Necesitamos que haya una solución para este problema”, reclamó el integrante de la asamblea.

Corrado entiende que debe haber “un cambio de actitud” de parte de la adminitración de Paredi. “Se tiene que trabajar este tema con la comunidad, somos gente que vive acá, tiene sus hijos acá y queremos desarrollarnos acá, queremos que este lugar se siga manteniendo de un modo sustentable y no que se contamine todo, ya sea con obras malas hechas o vía negocios privados de gente que ni siquiera vive acá, porque los dueños de los campos no son de acá. Lo único que nos queda a nosotros es el veneno”, exclamó el vecino marchiquitense.

“Entendemos que este tema también es responsabilidad del gobernador y por eso estamos acá. Además le elevamos otro reclamo que se vincula con diferentes obras y barrios privados que se están realizando en la costa del partido que no tienen ningún estudio de impacto ambiental ni habilitación y que terminan erosionando nuestra costa y hacen que el partido de Mar Chiquita sea el más erosionado de toda la provincia de Buenos Aires”, agregó el integrante de la asamblea.