Mar chiquita

30 de Junio de 2020 14:13

Agroquímicos: Cabandié mostró su disconformidad con la polémica ordenanza

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Uno de los vehículos que participó de la masiva caravana de mayo pasado en ruta 11.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación se refirió a lo dispuesto por el Concejo Deliberante en torno al uso de los productos fitosanitarios. Aunque aclaró que no puede determinar sanciones, dejó en claro que no valida lo promulgado por el intendente Paredi.

La ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante de Mar Chiquita el pasado mes de mayo vinculada al uso de los productos fitosanitarios, sumó un nuevo capítulo en las últimas horas a partir de declaraciones realizadas por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié.

En diálogo con radio Bunker 91.9 de Santa Clara del Mar, el funcionario de Alberto Fernández dejó en clara su postura respecto a la determinación tomada por el intendente del partido, Jorge Paredi, quien pese a los masivos reclamos de la ciudadanía decidió avalar lo determinado por los concejales y promulgó la polémica reglamentación.

Consultado por lo dispuesto en la ordenanza, Cabandié buscó no entrar en polémicas con el gobierno local del Frente de Todos, pero no dejó lugar a dudas sobre su disconformidad respecto a las distancias establecidas en el proyecto aprobado por los ediles: “Yo soy respetuoso del carácter federal y las decisiones que se toman en cada distrito, en los distintos concejos deliberantes y los intendentes, puedo estar de acuerdo y tengo derecho a no estar de acuerdo. Mi posición no es empática con fumigar a 150 metros, yo creo que los problemas que suscitan a partir de la utilización de los agroquímicos ha modificado, de forma nítida, la salud de muchas personas y no soy yo quien lo dice sino la ciencia, esa es mi postura, es sabida y es pública”, ratificó el ministro.

Pocos días después de la sesión del Concejo Deliberante en la que se aprobó la normativa, 0223 dialogó con la agrupación que diagramó el proyecto, desde donde defendieron el trabajo realizado y refutaron las masivas críticas realizadas por la población. “Varias universidades de la Argentina nos han pedido copia de la ordenanza para trabajarla academicamente como modelo a seguir” aseguraron desde la organización Campo y Medio Ambiente.

Al respecto de las investigaciones realizadas y el conocimiento que existe sobre el tema en la Argentina, Cabandié reflexionó: “Creo que hay muy buenos antecedentes en nuestro país respecto del tratamiento de las fumigaciones, tanto sean terrestres como aéreas respecto de los agroquímicos. El caso de Gualeguaychú es un caso ejemplar. Tiene una ordenanza de prohibición de uso, de acopio y utilización de glifosato, muy por el contrario a lo que muchos pensaban, el intendente renovó el año pasado -por mayor porcentaje- su segundo mandato y no tiene una mirada anti productivista ni entrar en un Boca – River, no se trata en entrar en dicotomías o en disyuntivas, se trata de contentar con una mirada integral el cuidado de las personas, básicamente porque -no soy yo quien lo determina sino la ciencia-, se ha determinado el carácter cancerígeno de algunos componentes de glifosato”, recordó el funcionario nacional.

En esa línea y con una ejemplificación sobre lo que sucede en Estados Unidos, donde existen múltiples causas en contra del uso de ese agroquímico por parte de la firma Monsanto -ahora propiedad de la compañía alemana Bayer-, Cabandié ahondó: “En cuanto a una discusión de orden general en nuestro país sobre la utilización o no del glifosato, eso está en el parlamento. Tenemos que sentarnos en una mesa con el sector productivo, para ir poniendo en discusión los métodos, no se trata de una visión anti-productivista sino por lo contrario, creo que es una visión inteligente”, razonó.

Cabandié reconoció estar al tanto de los reclamos de los residentes de Mar Chiquita, que se manifestaron con una histórica caravana, calificaron de irrisoria e incomprensible la ordenanza y pidieron que Paredi vete la ordenanza.

Pese a que no quiso confrontar con el jefe comunal, el ministro fue tajante en su opinión y marcó el terreno: “Me lo han hecho saber, me he enterado por portales locales, también por redes sociales. Cada uno tiene la posibilidad de expresarse y tener posturas. Yo tengo esta opinión y al mismo tiempo tengo una valoración sobre la gestión hecha del intendente hasta el 2015. Si yo tengo una misión que me he trazado en mi gestión ambiental es justamente elevar el nivel de conciencia de la ciudadanía, pero sobre todo de la política. Creo que en la política estamos por debajo de la ciudadanía en nivel de conciencia ambiental, entonces creo que tenemos que darnos cuenta de este proceso que, al mismo tiempo, es un proceso que nos va a hacer mejores como sociedad” sentenció.

Por último, el titular del Ministerio de Ambiente de la Nación separó los tantos y aclaró: “No soy yo quien puede determinar sanciones. Lo determinan los gobiernos locales la utilización de determinados agroquímicos, es competencia local, ni la provincia ni la nación determinan qué se puede hacer en Mar Chiquita con respecto a la utilización de agroquímicos”.

Compartir
Compartí esta nota